Más allá de los elementos básicos

Windows 8, Windows RT

Algunos de los lugares en los que puedes cambiar la configuración

Cambiar la configuración

En Windows 8 and Windows RT podrás ajustar y modificar todo tipo de cosas para sacarles el máximo partido.

Configuración

Tanto si deseas conectarte a otra red inalámbrica como si quieres jugar con una nueva app, el botón de acceso a Configuración será tu primera parada para todo lo relativo a la configuración. Accederás a la configuración para la aplicación que estés utilizando, además de algunas opciones de configuración del equipo más frecuentes: conexión a la red, volumen, brillo, notificaciones, alimentación e idioma. Las opciones de configuración del equipo son las mismas en cualquier lugar en que te encuentres en Windows, pero la configuración de la app es diferente en cada una de ellas.

Si no encuentras lo que buscas en el botón de acceso a Configuración, pulsa o haz clic en Cambiar configuración de PC. Podrás personalizar las pantallas de Inicio y de bloqueo, adaptar los botones de acceso Buscar y Compartir, agregar un dispositivo, cambiar las opciones de privacidad y mucho más.

Panel de control de

Y si todavía quieres más opciones de configuración, prueba con el Panel de control. Encontrarás las conocidas opciones de temas y fondos de escritorio, resolución de pantalla, cuentas de usuario, Protección infantil, etc. Para ir allí, abre el acceso a Buscar y busca el Panel de control.

Captura de pantalla de Personalización en el Panel de control

Sistema

Y en Sistema, puedes encontrar información sobre tu equipo y tu edición de Windows. También puedes cambiar el nombre de tu equipo y unirte a un dominio o grupo de trabajo. Para acceder a Sistema, abre el acceso a Buscar y escribe sistema. A continuación, pulsa o haz clic en Configuración y después en Sistema.

Conoce más

Consulta la sección Rendimiento y mantenimiento de Soporte técnico para obtener soluciones.

Familiarízate con la versión más reciente de Windows.

Expón tus imágenes y colores favoritos en tu PC