Reparación de inicio

Puede ser complicado solucionar los problemas producidos al iniciar un equipo, ya que Windows no ha tenido la posibilidad de cargar su arsenal de herramientas para la solución de problemas. Algunas personas simplemente se dan por vencidas y reinstalan Windows.

Reparación de inicio puede evitar la reinstalación (que lleva mucho tiempo) al diagnosticar y reparar problemas que evitan que Windows se inicie.

Reparación de inicio se ha diseñado para iniciarse automáticamente si Windows detecta un problema de inicio. Para obtener más información sobre el uso de Reparación de inicio y lo que se debe hacer si no se inicia automáticamente, consulta Reparación de inicio: preguntas más frecuentes.

Imagen de Reparación de inicio
La herramienta Reparación de inicio de Windows 7 puede ayudar a solucionar problemas que evitan que Windows se inicie.