¿Cómo cierro mi cuenta Microsoft?

Si cierras tu cuenta Microsoft, ya no podrás usarla para iniciar sesión en los productos y servicios de Microsoft. Por tanto, el cierre de tu cuenta podría afectar a muchas otras aplicaciones y servicios que utilizas. Por ese motivo, aunque decidas cerrar tu cuenta, no la cerramos inmediatamente. En lugar de ello, la marcamos para cerrar y te damos un período de espera de 60 días por si cambiaras de opinión.

Antes de marcar tu cuenta para cerrarla, debes tomarte tu tiempo para atar los cabos sueltos, cancelar las suscripciones y asegurarte de que tienes todo lo que necesitas de tu cuenta. Una vez cerrada la cuenta, no podrás recuperarla, así que procura que no se te olvide nada importante. Para obtener más información sobre lo que debes comprobar, consulta Cerrar una cuenta Microsoft.

Cuando estés listo, sigue estos pasos.

Para cerrar tu cuenta

  1. Ve a la página web de descripción general de la cuenta Microsoft e inicia sesión con tu cuenta Microsoft.

  2. Pulsa o haz clic en Seguridad y contraseña. Si se te pide que verifiques tu cuenta, sigue las instrucciones.

  3. En Cerrar la cuenta, pulsa o haz clic en Cerrar mi cuenta.

  4. Comprueba que aparece la cuenta Microsoft correcta y, a continuación, haz clic en Siguiente.

  5. En la lista desplegable Selecciona un motivo, elige el motivo por el que cierras la cuenta.

  6. Pulsa o haz clic en Marcar cuenta para cerrar.