Puede cambiar el color de los marcos de ventana, del menú Inicio y de la barra de tareas.

  1. Para abrir Personalización, haga clic en el botón InicioImagen del botón Inicio, en Panel de control, en Apariencia y personalización y, a continuación, en Personalización.

  2. Haga clic en Color y apariencia de las ventanas.

  3. En Color y apariencia de las ventanas, haga clic en el color que desee y, a continuación, haga clic en Aceptar.

Nota

  • Si ve el cuadro de diálogo Configuración de apariencia en lugar de la ventana Color y apariencia de las ventanas, es posible que el tema no esté establecido en Windows Vista, ni la combinación de colores en Aero de Windows, o bien que el equipo no cumpla los requisitos de hardware mínimos para ejecutar Aero de Windows. Para obtener más información, consulte Solucionar problemas relacionados con Aero de Windows.

Para cambiar los colores del equipo si no cuenta con Aero de Windows

Aunque no tenga Aero de Windows, puede cambiar algunos de los colores del equipo.

  1. Para abrir Configuración de apariencia, haga clic en el botón InicioImagen del botón Inicio, en Panel de control, en Apariencia y personalización, en Personalización y, a continuación, en Color y apariencia de las ventanas. Si no se muestra el cuadro de diálogo Configuración de apariencia, en la parte inferior de la página, haga clic en Abrir propiedades de apariencia clásica.

  2. Haga clic en Avanzadas.

  3. En la lista Elemento, haga clic en la parte de Windows a la que desee cambiar de color.

  4. En la lista Color, haga clic en el color que desee.

  5. Repita los pasos 3 y 4 para cada parte de Windows a la que desee cambiar de color y, a continuación, haga clic en Aceptar.