Uso compartido de una conexión a Internet entre varios equipos

Una sola conexión a Internet compartida entre todos los equipos de una red doméstica permite ahorrar tiempo, ya que sólo hay que configurar una conexión. También ahorra dinero, porque no es preciso comprar una cuenta de Internet para cada equipo.

Hay dos formas de configurar una conexión compartida a Internet: por medio de un enrutador o mediante Conexión compartida a Internet (ICS).

Uso de un enrutador

Cómo funciona: cada equipo se conecta a un enrutador (también denominado dispositivo de puerta de enlace a Internet). El enrutador, que puede ser inalámbrico o con cable, se conecta a un módem de banda ancha (DSL o cable) y éste se conecta a Internet.

Ilustración de una red que usa un enrutador
Una red que usa un enrutador

Asegúrese de que el enrutador tenga un firewall integrado. Un firewall puede ayudar a detener las conexiones no deseadas a su red desde Internet.

Uso de ICS

Cómo funciona: uno de los equipos de la red se designa como host. El host se conecta a Internet y el resto de los equipos de la red comparten la conexión a Internet.

Ilustración donde de una red que usa Conexión compartida a Internet (ICS)
Una red que usa Conexión compartida a Internet (ICS)

Este método es menos práctico, porque un host debe estar permanentemente encendido . Sin embargo, es el mejor método si usa una conexión de acceso telefónico a Internet o un módem con una conexión USB.

Notas

  • Si comparte la conexión a Internet mediante la configuración de una red ad hoc, la conexión sólo se comparte en esa sesión. Cuando reinicie el equipo, la conexión dejará de compartirse.

  • Si configura una red ad hoc, comparte la conexión a Internet y, a continuación, alguien inicia sesión en el mismo equipo utilizando el Cambio rápido de usuario, seguirá compartiéndose la conexión a Internet. El uso compartido de la conexión a Internet sólo finalizará al reiniciar el equipo.