El software malintencionado, también denominado malware, es software diseñado con el objeto de dañar el equipo deliberadamente. Por ejemplo, los virus, los gusanos y los caballos de Troya son software malintencionado. Para proteger el equipo contra el malware, compruebe si el equipo está usando software anti spyware y antivirus actualizado.

Windows incluye Windows Defender, que puede ayudar a proteger el equipo contra el software malintencionado y no deseado, como el spyware y adware. Windows Defender está instalado y activado de forma predeterminada.

Sin embargo, Windows no incluye software antivirus. Si no tiene un software antivirus actualizado en el equipo, debe instalarlo inmediatamente porque cualquier equipo conectado a Internet sin un software antivirus es vulnerable ante los ataques. Puede adquirir un software antivirus por Internet, visitando el sitio web de Microsoft Antivirus Partners.