Windows Installer administra la forma en que otros programas se instalan y desinstalan en el equipo. Los fabricantes de software pueden usar Windows Installer para conseguir un proceso de instalación o desinstalación más coherente entre los programas.

En versiones anteriores de Windows, puede que fuese necesario volver a registrar los archivos de Windows Installer en el Registro si se dañaban. En esta versión de Windows, los archivos de sistema dañados que necesita Windows Installer se pueden reparar automáticamente.

Si Windows Installer no funciona correctamente, abra Informes de problemas y soluciones para comprobar si existe una solución disponible.

Para abrir Informes de problemas y soluciones, haga clic en el botón InicioImagen del botón Inicio, en Panel de control, en Sistema y mantenimiento y, a continuación, en Informes de problemas y soluciones.