La configuración de proxy se usa para indicar a Internet Explorer la dirección de red de un servidor intermediario (denominado servidor proxy) que se usa entre el explorador e Internet en algunas redes. Por lo general, cambiar la configuración de proxy solo es necesario si el usuario se conecta a Internet a través de una red corporativa. De forma predeterminada, Internet Explorer detecta automáticamente la configuración de proxy. No obstante, puede que necesite configurar manualmente un proxy con la información suministrada por el administrador de red. A continuación se indica cómo:

Para cambiar la configuración del servidor proxy

  1. Para abrir Internet Explorer, haga clic en el botón InicioImagen del botón Inicio. En el cuadro de búsqueda escriba Internet Explorer y en la lista de resultados haga clic en Internet Explorer.

  2. Haga clic en el botón Herramientas y después en Opciones de Internet.

  3. Haga clic en la ficha Conexiones y después en Configuración de LAN.

  4. Active la casilla Usar un servidor proxy para la LAN.

  5. En el cuadro Dirección, escriba la dirección del servidor proxy.

  6. En el cuadro Puerto, escriba el número de puerto.

  7. Si la red requiere direcciones proxy independientes para servicios diferentes, como HTTP, HTTPS o FTP, haga clic en el botón Opciones avanzadas y después escriba las direcciones de cada uno de los servidores proxy que use.

  8. Cuando haya terminado de realizar cambios, haga clic en Aceptar hasta que regrese a Internet Explorer.

Nota

  • En algunos entornos corporativos, es posible que la configuración de red o proxy esté preestablecida o haya sido desactivada por el administrador.