Los concentradores, los conmutadores, los enrutadores y los puntos de acceso sirven para conectar equipos en una red, pero cada uno tiene distintas capacidades.

Concentradores

Los concentradores permiten que los equipos de una red puedan comunicarse. Cada equipo se conecta al concentrador con un cable Ethernet y la información que se envía de un equipo a otro pasa a través del concentrador. Un concentrador no puede identificar el origen o el destino deseado de la información que recibe, de modo que la envía a todos los equipos conectados a él, incluido el que envió la información. Un concentrador puede enviar y recibir información, pero no puede hacer ambas cosas al mismo tiempo. Esto hace que sean más lentos que los conmutadores. Los concentradores son los dispositivos menos complejos y más económicos.

Ilustración de una red con un concentrador
Red con un concentrador

Conmutadores

Los conmutadores funcionan de forma similar a los concentradores, pero pueden identificar el destino deseado de la información que reciben, por lo que la envían únicamente a los equipos que deben recibirla. Los conmutadores pueden enviar y recibir información de forma simultánea y, por lo tanto, son más rápidos que los concentradores. Si la red doméstica tiene cuatro o más equipos o si desea usar la red para actividades que requieren la transferencia de una gran cantidad de información entre los equipos (como utilizar juegos en red o compartir música), probablemente tendrá que usar un conmutador en lugar de un concentrador. Los conmutadores cuestan un poco más que los concentradores.

Enrutadores

Los enrutadores permiten que los equipos se comuniquen y puedan pasar información de una red a otra, como por ejemplo, de la red doméstica a Internet. Esta capacidad de dirigir el tráfico de la red es lo que da nombre al dispositivo. Los enrutadores pueden ser inalámbricos o usar cables Ethernet. Si sólo desea conectar los equipos, los concentradores y conmutadores serán suficientes; sin embargo, si quiere que todos los equipos tengan acceso a Internet con un solo módem, deberá usar un enrutador o un módem con un enrutador integrado. Por lo general, los enrutadores proporcionan seguridad integrada como, por ejemplo, un firewall. Son más caros que los concentradores y los conmutadores.

Ilustración de una red con un enrutador con cable
Red con un enrutador con cable

Puntos de acceso

Los puntos de acceso (denominados también estaciones base) proporcionan acceso inalámbrico a una red Ethernet con cable. Un punto de acceso se conecta a un concentrador, conmutador o enrutador con cable, y envía señales inalámbricas. Esto permite que los equipos y dispositivos puedan conectarse de forma inalámbrica a la red con cable. Los puntos de acceso actúan como antenas de telefonía móvil: puede desplazarse de una ubicación a otra sin perder el acceso inalámbrico a la red. Por lo general, cuando se conecta a Internet de forma inalámbrica a través de una red pública inalámbrica (en un aeropuerto, cafetería u hotel) esta conexión se realiza a través de un punto de acceso. Si desea conectar los equipos de forma inalámbrica y tiene un enrutador que ofrece esta capacidad, no necesita un punto de acceso. Los puntos de acceso no integran tecnología para compartir las conexiones a Internet. Para esto, debe conectar un punto de acceso a un enrutador o a un módem con enrutador integrado.

Ilustración de una red con un enrutador con cable y un punto de acceso
Red con un enrutador con cable y un punto de acceso