La información de este tema de Ayuda no se aplica a Windows 7 Starter. Windows 7 Starter viene con un fondo de escritorio que no se puede cambiar ni personalizar. Si no está seguro de qué versión de Windows 7 tiene, consulte Buscar qué edición de Windows 7 está usando.

El fondo del escritorio (también denominado papel tapiz) puede ser una imagen digital de su colección personal, una imagen incluida en Windows, un color sólido o una imagen enmarcada con un color. Puede elegir una imagen para que sea el fondo de escritorio o puede mostrar una presentación de imágenes. Para obtener más información, consulte Creación de una presentación de fondo de escritorio y Realizar cambios en la presentación del fondo de escritorio.

Vea este vídeo para obtener información acerca de cómo cambiar el fondo de escritorio (1:15)

Para cambiar el fondo de escritorio

  1. Para abrir Fondo de escritorio, haga clic en el botón InicioImagen del botón Inicio y, a continuación, haga clic en Panel de control. En el cuadro de búsqueda, escriba fondo de escritorio y, a continuación, haga clic en Cambiar fondo de escritorio.

  2. Haga clic en la imagen o en el color que desea usar para el fondo de escritorio.

    Si la imagen que desea usar no se encuentra en la lista de imágenes de fondo de escritorio, haga clic en uno de los elementos de la lista Ubicación de la imagen para ver otras categorías o haga clic en Examinar para buscarla en el equipo. Cuando encuentre la imagen que desea, haga doble clic en ella. Se convertirá en el fondo de escritorio.

    Imagen del menú Ubicación de la imagen
    Buscar imágenes en otras ubicaciones del equipo
  3. En Ubicación de la imagen, haga clic en la flecha y elija si desea recortar la imagen para rellenar la pantalla, ajustar la imagen a la pantalla, ampliar la imagen para que se ajuste a la pantalla, usarla como un mosaico o centrarla en la pantalla y, a continuación, haga clic en Guardar cambios.

Nota

  • Si elige una imagen ajustada o centrada como fondo del escritorio, también puede enmarcar la imagen con un fondo de color. En Ubicación de la imagen, haga clic en Ajustar o en Centrar. Haga clic en Cambiar color de fondo, haga clic en un color y, después, en Aceptar.

Sugerencia

  • Para que cualquier imagen guardada en el equipo (o una imagen que esté viendo actualmente) sea el fondo de escritorio, haga clic con el botón secundario del mouse en la imagen y, a continuación, en Establecer como fondo de escritorio.

Imagen de la opción Establecer como fondo de escritorio
Opción Establecer como fondo de escritorio

Puede agregar más fondos de escritorio a su colección desde la Galería de personalización del sitio web de Windows.