Develar el misterio de Windows de 64 bits

Si deseas adquirir un equipo nuevo, es posible que ya tengas suficientes cosas a tener en cuenta sin haberte preguntado si deberías adquirir un equipo con una versión de 32 bits o de 64 bits de Windows 7.

No hay necesidad de preocuparse. La mayoría de las personas prácticamente no tienen motivos para pensar en esta elección cuando desean adquirir un equipo nuevo. Eso es bueno, dado que muchas personas no comprenden la diferencia entre un equipo que ejecuta una versión de 32 bits o 64 bits de Windows y la versión que elijan no supone una gran diferencia en la mayoría de los casos.

Algunos usuarios avanzados prefieren una versión de 64 bits de Windows. Esto no tiene ningún misterio. Un equipo con una versión de 64 bits de Windows puede usar más memoria, 4 GB (gigabytes) o más que un equipo con una versión de 32 bits de Windows, que se limita a alrededor de 3,5 GB o menos. (Incluso si un equipo tiene una memoria instalada de 4 GB o más, una versión de 32 bits de Windows solamente puede usar alrededor de 3,5 GB de esa memoria).

Al contar con más memoria, puedes tener más archivos y programas abiertos a la vez sin que se reduzca la velocidad del equipo. Sin embargo, una memoria disponible mayor a 3,5 GB generalmente no tiene importancia a menos que realmente tengas muchos elementos abiertos al mismo tiempo (se explica más adelante).

Imagen del Panel de control Sistema
Puedes comprobar en Sistema, en el Panel de control, si tienes un equipo con una versión de 32 bits o de 64 bits de Windows.

Diferencias reales y diferencias en las especificaciones

Debido a que los precios bajaron mucho en los últimos años, muchos equipos nuevos ahora incluyen 4 GB de memoria, incluso los modelos económicos. Muchos fabricantes han comenzado a instalar una versión de 64 bits de Windows en los equipos de manera predeterminada para asegurarse de que los compradores puedan usar toda la memoria que adquirieron. Algunos hasta entregan todos los equipos nuevos con una versión de 64 bits de Windows. Lo hacen aunque sea difícil diferenciar entre un equipo que usa 4 GB y uno que usa 3,5 GB de memoria.

En el uso real cotidiano, es probable que la mayoría de las personas no noten la diferencia entre un equipo que usa 3 GB de memoria y uno que usa 6 GB. Entonces, ¿quién nota la diferencia? Si conoces a alguien que tenga cientos de mensajes de correo electrónico, muchos programas y otros tantos elementos abiertos todos al mismo tiempo, a la vez que reproduce vídeos, entonces lo entenderá.

Una memoria disponible de más de 4 GB puede hacer que el equipo sea más eficaz si deseas tener todo en ejecución al mismo tiempo y rara vez cierras algo.

Los fanáticos de juegos de PC también podrían estar interesados en un equipo que ejecuta una versión de 64 bits de Windows. Los juegos son algunos de los programas que usan mucho hardware que pueden ejecutarse en cualquier equipo, con capacidades de interacción, sonido y gráficos enriquecidos.

La versión de 64 bits de las ediciones Ultimate, Enterprise y Professional de Windows 7 puede usar hasta 192 GB de memoria (mucho más de lo que necesitaría un usuario avanzado), lo que las convierte en la opción ideal para tareas especializadas que requieren grandes cantidades de memoria, por ejemplo, la representación de gráficos en 3D

La mayor ganancia de rendimiento en los equipos que ejecutan una versión de 64 bits de Windows proviene de esta memoria agregada junto con un potente procesador de 64 bits capaz de usar esa memoria adicional.

Pero la mayoría de las personas que solo ejecutan unos pocos programas a la vez, una memoria de 4 GB o más no ofrece un beneficio sustancial en comparación con un equipo con 2 GB de memoria y una versión de 32 bits de Windows.

Nota

  • Los equipos servidor, como los que se usan para ejecutar sitios web o grandes redes corporativas, pueden especialmente verse beneficiados por una mayor cantidad de memoria. Pero cuentan con su propio sistema operativo eficaz, Windows Server, que también viene en una versión de 64 bits y puede usar más memoria que Windows 7.

Comparación entre procesadores de 32 bits y 64 bits

¿Qué se necesita para ejecutar una versión de 64 bits de Windows? Esto tampoco tiene ningún misterio. Necesitas un equipo con un procesador de 64 bits (también denominado CPU o procesador x64).

Los nombres de la mayoría de los procesadores no indican si son de 32 bits o de 64 bits. Si deseas averiguarlo, puedes consultar con el fabricante o con la tienda que vende el equipo.

Si deseas adquirir un equipo nuevo con Windows 7, es muy probable que incluya un procesador de 64 bits, aunque quizá no incluya una versión de 64 bits de Windows 7. Esto puede resultar un poco confuso. Los equipos con un procesador de 64 bits pueden ejecutar tanto una versión de 32 bits como una versión de 64 bits de Windows. Por ello, no importa mucho la versión de Windows que instales en la mayoría de los equipos con un procesador de 64 bits, a menos que desees poder usar más de 3,5 GB de memoria.

Para saber si tu equipo actual puede ejecutar una versión de 64 bits de Windows, descarga e instala el Asesor de actualizaciones de Windows 7 del sitio web de Windows 7Microsoft. Este programa analizará tu equipo, creará un informe que te indicará si tu equipo puede ejecutar Windows 7 y enumerará los problemas de compatibilidad conocidos, incluso si puedes ejecutar la versión de 64 bits de Windows 7. Para obtener más información, consulta Windows de 32 y 64 bits: preguntas más frecuentes.

Obtener una versión de 64 bits de Windows con un equipo nuevo

No hay ningún misterio a la hora de actualizar a una versión de 64 bits de Windows. No es posible actualizar de una versión de 32 bits de Windows a una versión de 64 bits. Para instalar una versión de 64 bits de Windows en un equipo que ejecuta una versión de 32 bits, debes llevar a cabo una instalación limpia, la cual da formato al disco duro y elimina todos los archivos y programas.

Por ello, la mayoría de las personas que obtienen una versión de 64 bits de Windows lo hacen al adquirir un equipo nuevo. (Si planeas instalar una versión de 64 bits de Windows en un equipo que ejecuta una versión de 32 bits, asegúrate de realizar una copia de seguridad de todos tus archivos y demás información. Deberás también reinstalar los programas manualmente).

¿Qué pasa con el coste? ¿Los procesadores de 64 bits son más costosos que los procesadores de 32 bits? Actualmente no son más costosos, aunque solían serlo, pero seguramente encontrarás algunos equipos con procesador de 64 bits que son más costosos. Esto se debe principalmente a la memoria adicional. Si un equipo con un procesador de 64 bits incluye más memoria es posible que cueste un poco más que un equipo con un procesador de 32 bits que tenga menos memoria.

Windows no agrega coste alguno, dado que las versiones de 32 bits y 64 bits de Windows tienen el mismo precio.

Cómo saber si el equipo ejecuta una versión de 32 bits o de 64 bits de Windows

¿Qué ocurre si no deseas adquirir un equipo nuevo y deseas saber si tu equipo ejecuta una versión de 32 bits o 64 bits de Windows? Dado que ambas versiones tienen el mismo aspecto, debes saber dónde mirar. La forma más fácil de saber la versión es comprobarla en Sistema del Panel de control.

Para ello, haz clic en el botón InicioImagen del botón Inicio, haz clic en Panel de control, escribe Sistema en el cuadro de búsqueda y, a continuación, haz clic en Sistema. En Sistema, junto a Tipo de sistema, puedes ver si tu equipo ejecuta un sistema operativo de 32 bits o de 64 bits.

Comparación entre programas y controladores de 32 bits y 64 bits

Si ejecutas una versión de 64 bits de Windows, el equipo precisa un controlador de 64 bits para cada parte de hardware que se instala en el equipo o se conecta a él. Por ejemplo, si intentas instalar una impresora que solo tiene un controlador de 32 bits, no se instalará en una versión de 64 bits de Windows. Pero la buena noticia es que existen miles de dispositivos disponibles hoy en día con controladores de 64 bits que Windows puede buscar e instalar de manera automática.

Para que los fabricantes de hardware obtengan un logotipo "Compatible con Windows 7", el hardware debe tener controladores para las versiones de 32 bits y de 64 bits de Windows. Si ves este logotipo, no es necesario que te preguntes si el hardware funcionará con la versión de 64 bits de Windows.

A diferencia de los controladores, muchos programas diseñados para un equipo que ejecuta una versión de 32 bits de Windows funcionarán bien en un equipo que ejecuta una versión de 64 bits de Windows. (Una de las excepciones importantes son los programas antivirus). No obstante, la mayoría de los programas diseñados específicamente para una versión de 64 bits de Windows generalmente se ejecutarán más rápido, en especial, si se usan en tareas que consumen muchos recursos, tales como editar vídeos de alta definición o usar una base de datos extensa.

Puedes consultar la disponibilidad de programas y controladores de 64 bits en línea en el nuevo Centro de compatibilidad de Windows 7. Esto puede resultar útil si piensas adquirir una impresora nueva, por ejemplo, y deseas asegurarte de que haya un controlador de 64 bits disponible antes de comprarla, o si deseas saber si existen versiones de 64 bits de tus programas favoritos.

En el Centro de compatibilidad de Windows Vista también se indica la disponibilidad de controladores de 64 bits para miles de productos de hardware y te informa de si existen versiones de 64 bits disponibles para miles de programas.

Existen algunas otras cuestiones que se deben tener en cuenta al instalar hardware y programas en una versión de 64 bits de Windows. Para obtener más información, consulta Descripción de hardware y software para las versiones de 64 bits de Windows.

Misterio develado

Ahora que hemos develado el misterio de la versión de 64 bits de Windows, habrás visto que la tecnología de 64 bits no era ningún misterio. Tampoco tiene que ser un dilema para la mayoría de los usuarios de equipos.

Independientemente de si cuentas con un equipo con procesador de 64 bits o planeas adquirir uno, la clave es elegir la versión correcta de Windows para el modo en que trabajas o juegas. En la mayoría de los casos, no tendrá relevancia si se trata de una versión de 32 bits o una de 64 bits.