El fondo de escritorio (también denominado papel tapiz) puede ser una imagen digital de su colección personal o una incluida con Windows. También puede seleccionar un color para el fondo de escritorio o usar un color para enmarcar la imagen de fondo.

Imagen de los fondos de escritorio incluidos con Windows
Windows incluye muchas opciones de fondo de escritorio.

Para cambiar el fondo de escritorio

  1. Para abrir Fondo de escritorio, haga clic en el botón InicioImagen del botón Inicio, en Panel de control, en Apariencia y personalización, en Personalización y, a continuación, en Fondo de escritorio.

  2. Haga clic en la imagen o el color que desea aplicar al fondo de escritorio.

    Si la imagen que desea usar no se encuentra en la lista de imágenes de fondo de escritorio, haga clic en la flecha hacia abajo de ubicación de la imagen para ver otras categorías o haga clic en Explorar para buscarla en el equipo. Cuando encuentre la imagen que desee, haga doble clic en ella. Se convertirá en el fondo de escritorio y aparecerá en la lista de fondos de escritorio.

    Imagen del menú de ubicación de la imagen
    Buscar imágenes en otras ubicaciones del equipo
  3. En ¿Cómo debe colocarse la imagen?, elija si desea que la imagen se ajuste a la pantalla, aparezca como mosaico o se centre en la pantalla y, a continuación, haga clic en Aceptar.

Nota

  • Si elige una imagen centrada como fondo de escritorio, también puede incluir un fondo de color para enmarcar la imagen. En ¿Cómo debe colocarse la imagen?, haga clic en Cambiar color de fondo, haga clic en un color y haga clic en Aceptar.

Sugerencia

  • Puede establecer cualquier imagen guardada en el equipo (o una imagen que esté viendo actualmente) como fondo de escritorio si hace clic con el botón secundario del mouse en la imagen y, a continuación, hace clic en Establecer como fondo de escritorio.

Imagen de la configuración de una imagen como fondo de escritorio
Haga clic con el botón secundario sobre una imagen para establecerla como fondo de escritorio.