A veces, es posible que otras personas que reciban su señal de red vean la información personal y los archivos de la red inalámbrica. Esto puede llevar al robo de identidad y a otros actos malintencionados. Una clave de seguridad de red o una frase de contraseña pueden ayudar a proteger la red inalámbrica ante este tipo de acceso no autorizado.

El Asistente para configurar una red le guiará a lo largo del proceso de configuración de una clave de seguridad.

  • Para abrir Configurar una red, haga clic en el botón InicioImagen del botón Inicio y, a continuación, en Panel de control. En el cuadro de búsqueda, escriba red, haga clic en Centro de redes y recursos compartidos, después en Configurar una nueva conexión o red y, a continuación, haga clic en Configurar una nueva red.

Nota

  • No es recomendable usar Privacidad equivalente por cable (WEP) como el método de seguridad inalámbrica. Acceso protegido Wi-Fi (WPA o WPA2) es más seguro. Si prueba WPA o WPA2 y no funcionan, se recomienda actualizar el adaptador de red a uno que sea compatible con WPA o WPA2. Todos los dispositivos de red, los equipos, los enrutadores y los puntos de acceso también deben admitir WPA o WPA2.

Métodos de cifrado para redes inalámbricas

Actualmente existen tres tipos de cifrado de red inalámbrica: Acceso protegido Wi-Fi (WPA y WPA2), Privacidad equivalente por cable (WEP) y 802.1x. Los dos primeros se describen más detalladamente en las secciones siguientes. El cifrado 802.1x se usa normalmente para redes empresariales y no se tratará aquí.

Acceso protegido Wi-Fi (WPA y WPA2)

WPA y WPA2 requieren que los usuarios proporcionen una clave de seguridad para conectarse. Una vez que se ha validado la clave, se cifran todos los datos intercambiados entre el equipo o dispositivo y el punto de acceso.

Existen dos tipos de autenticación WPA: WPA y WPA2. Si es posible, use WPA2 porque es el más seguro. Prácticamente todos los adaptadores inalámbricos nuevos son compatibles con WPA y WPA2, pero otros más antiguos no. En WPA-Personal y WPA2-Personal, cada usuario recibe la misma frase de contraseña. Éste es el modo recomendado para las redes domésticas. WPA-Enterprise y WPA2-Enterprise se han diseñado para su uso con un servidor de autenticación 802.1x, que distribuye claves diferentes a cada usuario. Esto modo se usa principalmente en redes de trabajo.

Privacidad equivalente por cable (WEP)

WEP es un método de seguridad de red antiguo que todavía está disponible para dispositivos antiguos, pero que ya no se recomienda usar. Cuando se habilita WEP, se configura una clave de seguridad de red. Esta clave cifra la información que un equipo envía a otro a través de la red. Sin embargo, la seguridad WEP es relativamente fácil de vulnerar.

Hay dos tipos de WEP: La autenticación de sistema abierto y la autenticación de clave compartida. Ninguna de las dos es muy segura, pero la autenticación de clave compartida es la menos segura. Para la mayoría de equipos inalámbricos y puntos de acceso inalámbricos, la clave de autenticación de clave compartida es la misma que la clave de cifrado WEP estática; es decir, la clave se usa para proteger la red. Un usuario malintencionado que capture los mensajes para una autenticación de clave compartida satisfactoria puede usar herramientas de análisis para determinar la autenticación de clave compartida y, a continuación, determinar la clave de cifrado WEP estática. Tras determinar la clave de cifrado WEP, el usuario malintencionado tendrá acceso total a la red. Por este motivo, esta versión de Windows no admite la configuración automática de una red mediante la autenticación de clave compartida WEP.

Si a pesar de estas advertencias desea usar la autenticación de clave compartida WEP, puede hacerlo con los pasos siguientes:

Para crear manualmente un perfil de red con la autenticación de clave compartida WEP

  1. Para abrir Centro de redes y de recursos compartidos, haga clic en el botón InicioImagen del botón Inicio y, a continuación, en Panel de control. En el cuadro de búsqueda, escriba red y, a continuación, haga clic en Centro de redes y recursos compartidos.

  2. Haga clic en Configurar una nueva conexión o red.

  3. Haga clic en Conectarse manualmente a una red inalámbrica y, a continuación, en Siguiente.

  4. En la página Escriba la información de la red inalámbrica que desea agregar, en Tipo de seguridad, seleccione WEP.

  5. Rellene el resto de la página y haga clic en Siguiente.

  6. Haga clic en Cambiar la configuración de conexión.

  7. Haga clic en la ficha Seguridad y, en la lista Tipo de seguridad, haga clic en Compartida.

  8. Haga clic en Aceptar y, después, en Cerrar.

Para obtener más información sobre el proceso general de configuración de redes, consulte Comenzar aquí para configurar una red doméstica en Windows 7.