Trabaja y diviértete más con varios monitores

Por John Swenson

Si buscas alguna forma sencilla de mejorar tu experiencia con el equipo, una de las cosas que deberías plantearte es usar un segundo monitor. Cuando conectas dos monitores a un equipo, ocurre algo interesante.

Observarás inmediatamente que pierdes mucho menos tiempo en pasar de un archivo, programa o mensaje abierto a otro, y en encontrar lo que buscas. Con todo este espacio en pantalla, enseguida caerás en la cuenta de todo el tiempo que perdías cambiando de ventana y buscando cosas. E incluso te preguntarás cómo has podido vivir con un solo monitor.

Formas distintas de usar dos monitores

Todas las personas que he conocido que han probado la pantalla doble gracias al uso de dos monitores no pueden imaginar volver a usar una sola pantalla. Algunos creen que es una extravagancia comprar un par de monitores para un solo equipo, pero si hace tiempo que no miras los precios de las pantallas planas, puede que te sorprenda lo asequibles que son.

Mi mujer no quería que le comprara un segundo monitor hasta que se dio cuenta de que por menos de 200 dólares podía instalar una pantalla plana de 22 pulgadas en su nuevo equipo. Una vez que instaló el segundo monitor, pensó que apenas lo iba a utilizar. Le animé a que lo probara. Ahora la veo usando ambos monitores al mismo tiempo, mirando su correo electrónico en una pantalla mientras trabaja en un documento o visita una página web en la otra.

Como escritor, a menudo tengo dos documentos abiertos en distintos monitores, lo que me permite copiar información de uno a otro o visitar una página web en un monitor mientras escribo en el otro. Estoy tan acostumbrado a trabajar de esta manera que me costaría mucho usar ahora un equipo con un solo monitor.

El modo en que uses los dos monitores dependerá de lo que quieras hacer con tu equipo y de cómo te guste trabajar. Lo que suelo ver en Microsoft es que la gente tiene su correo abierto en un monitor mientras trabajan en documentos o archivos en el otro. También veo que muchos programadores colocan una de las pantallas panorámicas en vertical para tener el máximo código posible a la vista sin tener que desplazarse, mientras mantienen el otro monitor en la posición horizontal normal para trabajar en el correo electrónico o en otra cosa.

Las posibilidades son prácticamente infinitas. Estas son algunas formas de usar dos monitores:

  • Abre un documento u hoja de cálculo diferente en cada monitor. Consulta uno mientras trabajas en el otro o arrastra información de uno a otro.

  • Busca información en un navegador web en un monitor mientras escribes un mensaje de correo electrónico o un documento en el otro.

  • Edita fotos o vídeos en un monitor mientras mantienes abierta una carpeta de las fotos o vídeos en el otro.

Algunos programas están diseñados para expandir sus menús en un segundo monitor si tienes uno. Suelen ser programas con muchas opciones y controles que son más fáciles de usar con más espacio en pantalla, como software de edición de fotos o vídeos. Algunos programas de fotos, por ejemplo, te permiten poner los controles de edición en un monitor mientras ves la foto a pantalla completa en el otro monitor.

Disfruta de más diversión

La configuración de monitor doble no solo te permite ser más productivo y eficaz en tu trabajo. También te ayuda a disfrutar de más diversión. Por ejemplo, puedes tener tu colección de música abierta en un monitor mientras navegas por Internet en el otro. O puedes jugar a un juego en un monitor mientras consultas tu correo o envías mensajes instantáneos a tus amigos en el otro.

Muchos juegos te permiten usar dos o incluso tres monitores. El uso de varios monitores es especialmente interesante en los juegos en los que puedes usar el monitor central como la ventana frontal del automóvil de carreras o el avión, con monitores a ambos lados como ventanas laterales.

¿Un monitor grande o dos más pequeños?

Muchas personas se preguntan si es mejor usar un monitor grande (24 pulgadas o más) o dos monitores más pequeños. Esto dependerá del coste, las preferencias personales y de cómo uses los monitores. Para muchos, dos monitores pequeños es una opción mejor que uno grande.

Si trabajas con hojas de cálculo gigantes, tal vez prefieras un monitor grande que pueda mostrar más filas y columnas al mismo tiempo. Los fotógrafos profesionales también son partidarios de monitores grandes porque quieren ver las fotos tan grandes como sea posible. La mayoría de las personas no quieren ver una hoja de cálculo o una foto dividida en dos monitores.

Si pudiera permitirme un gigante de 30 pulgadas, posiblemente usaría una pantalla inmensa. En lugar de ello, uso un par de monitores de 22 pulgadas, ya que son más baratos y me ofrecen igualmente un amplio espacio de trabajo en el escritorio.

Ten cuidado con los monitores que emparejas. Intenté usar un monitor de 22 pulgadas con uno de 23 pulgadas con una resolución ligeramente mayor. Las pequeñas diferencias en tamaño y resolución me molestaban tanto que al poco tiempo volví a trabajar en el monitor de 23 pulgadas y decidí usar dos monitores idénticos de 22 pulgadas. Prefiero que todo tenga exactamente el mismo tamaño en ambos monitores. Tal vez esto no te preocupe, pero es algo que deberías considerar cuando elijas los monitores.

Comprueba tus puertos de vídeo

Algunas personas creen que es difícil conectar dos monitores y que ambos funcionen correctamente. Esto no es verdad si tienes el tipo correcto de tarjeta de vídeo en un equipo con Windows 7. La mayoría de los equipos de escritorio de hoy en día vienen con una tarjeta de vídeo con dos puertos de vídeo DVI, y la mayoría de los monitores de pantalla plana actuales tienen un puerto DVI correspondiente. Algunas tarjetas de vídeo y monitores también tienen un puerto VGA.

Ilustración de puertos VGA y DVI
Puertos VGA y DVI

Si tienes una tarjeta de vídeo con dos puertos, normalmente puedes conectar dos monitores a los puertos correspondientes. Busca en la parte trasera de tu equipo de escritorio los puertos de vídeo y empareja el cable de cada monitor con el puerto correspondiente. Estos puertos se conectan directamente con tu tarjeta de vídeo.

Puede que necesites un adaptador para conectar un cable DVI a un puerto VGA, o viceversa. Estos adaptadores son baratos, fáciles de encontrar y a menudo se distribuyen con las tarjetas de vídeo o los equipos nuevos.

En el caso improbable de que tu equipo de escritorio solo tenga un puerto de vídeo, puedes plantearte reemplazar la tarjeta de vídeo por una nueva con dos puertos DVI. (Una nueva tarjeta de vídeo es una de las mejores actualizaciones de hardware que puedes aplicar a la mayoría de los equipos, ya que probablemente ganes más que simplemente otro puerto, especialmente si tu PC incluye una tarjeta gráfica integrada, que suelen ser peores que las tarjetas de vídeo dedicadas).

Aun en el caso de que tu equipo tenga un solo puerto de vídeo, algunos fabricantes de PCs incluyen cables de monitor que dividen la señal de un puerto a dos monitores. Así que es posible que ni siquiera necesites dos puertos en tu tarjeta de vídeo.

Agregar un monitor adicional a un portátil

Como todos los portátiles vienen con una pantalla integrada, solo tienes que conectar un monitor para conseguir una pantalla doble. Esto es muy sencillo, ya que la mayoría de los portátiles tienen un puerto de vídeo. (A diferencia de los equipos de escritorio, es raro que los portátiles tengan dos puertos de vídeo). Simplemente conecta un monitor al puerto DVI o VGA y Windows 7 lo detectará automáticamente. Como indiqué antes, es posible que necesites un adaptador para conectar un cable DVI a un puerto VGA, o viceversa.

Yo conecto un monitor a mi portátil cuando estoy en mi mesa y lo desconecto cuando me llevo el portátil. No tienes que cambiar ninguna configuración de Windows cuando hagas esto.

Imagen de la lista desplegable de opciones de Pantallas múltiples
Cuando Windows detecta que hay varios monitores conectados a tu PC muestra la lista desplegable Pantallas múltiples.

Windows 7 te lo pone fácil

Cuando conectes dos monitores a un equipo de escritorio o un monitor a un portátil, Windows 7 debería detectar automáticamente los nuevos monitores y proporcionarte opciones de pantallas múltiples. Puedes elegir entre:

  • Extender tus pantallas. Con esta opción, tu escritorio se extenderá en ambos monitores y podrás arrastrar elementos entre las dos pantallas. Esta es la forma más común de usar dos monitores y es la configuración predeterminada.

  • Duplicar tus pantallas. Con esta opción se muestra el mismo escritorio en ambos monitores. Esta es la configuración predeterminada para los portátiles. Es útil si vas a realizar una presentación con tu portátil conectado a un proyector o a un monitor grande.

  • Mostrar tu escritorio en un solo monitor. Esta opción se utiliza sobre todo en los portátiles, si quieres que la pantalla del portátil aparezca en blanco después de conectar el portátil a un gran monitor de escritorio.

Para encontrar estas opciones, haz clic en el botón Iniciar Imagen del botón Iniciar, haz clic en Panel de control, escribe "pantalla" en el cuadro de búsqueda y, después, en Pantalla, haz clic en Conectarse a una pantalla externa. Para obtener más información, consulta Mover ventanas entre varios monitores.

Compruébalo tú mismo

Ahora que sabes cómo conectar dos monitores a tu PC puedes empezar a trabajar más eficazmente y a divertirte más con tu equipo. Por mucho que leas sobre el uso de dos monitores es algo que tienes que comprobar tú mismo. Así que hazte con un monitor adicional y conéctalo.

Acerca del autor

Fotografía del columnista John Swenson

John Swenson es un redactor del equipo de Windows de Microsoft. En los 12 años que lleva en Microsoft, ha hecho de todo: desde entrevistar a especialistas técnicos de la compañía, hasta ayudar a los más novatos con Windows. Anteriormente, trabajó como periodista especializado en tecnología y empresa para varios periódicos y revistas.



¿Desea hacerle un comentario a este columnista? Ingrese sus comentarios mediante la herramienta siguiente. (Si hace clic en uno de los botones, verá el cuadro de comentarios). Tenga en cuenta que si bien el columnista leerá sus comentarios, no puede responder de manera personalizada debido al volumen de comentarios recibidos.