Cómo conectarse

Mantente conectado a Internet

Ya sea que quieras publicar actualizaciones sociales, enviar correos electrónicos a tus amigos o revisar tus sitios web favoritos, una conexión a Internet es clave. Y, si tienes un equipo con Windows 8.1 o Windows RT 8.1, necesitarás una conexión a Internet para terminar la configuración.

Conectarse en casa

Si tienes una cuenta con un proveedor de servicios de Internet (ISP, Internet Service Provider), como una empresa de telefonía o cable, ya tienes acceso a Internet en casa. Puedes enchufar tu equipo al módem con un cable Ethernet y abrir tu explorador para ingresar a Internet. Si necesitas más ayuda, consulta Conectarse a Internet.

Si quieres que varios equipos o dispositivos compartan la misma conexión, o si quieres proteger tu conexión con contraseña, puedes configurar una red doméstica. Una vez configurada, puedes seleccionar tu red desde el acceso Configuración. Para obtener más información, consulta Agregar un dispositivo o un equipo a una red.

Otra opción cuando te conectas en casa es crear un Grupo Hogar, perfecto si quieres hacer streaming de música o video desde un equipo a otro lugar, o compartir archivos y dispositivos (como impresoras) entre equipos. Para obtener más información, consulta Grupo Hogar de principio a fin.

Conectarse cuando te desplazas

Muchos lugares públicos ofrecen conexión Wi‑Fi, como cafeterías o aeropuertos. Mientras esperas por tu café o tu vuelo, puedes revisar tu correo electrónico o navegar por Internet.

Si estás en un lugar sin conexión Wi‑Fi, puedes iniciar sesión de banda ancha móvil. Una conexión de banda ancha móvil es una conexión a Internet que llevas contigo y puedes usar siempre que haya un servicio de telefonía móvil disponible. Normalmente compras una tarjeta SIM en tu empresa de telefonía o cable y la conectas a tu equipo para conectarte a la banda ancha móvil. Para obtener más información sobre la banda ancha móvil, consulta Banda ancha móvil de principio a fin.

Algunas conexiones a Internet (en especial las conexiones de banda ancha móvil) son de uso medido, lo que quiere decir que tu plan tiene una cantidad máxima de datos que puedes transmitir mensualmente. Con estos tipos de planes, es una buena idea llevar al día la cantidad de datos que usas, para asegurarte de que no recibirás facturas por exceder los límites de tu plan. Puedes revisar esta información pulsando o haciendo clic en el icono de red que se encuentra en el escritorio o mediante el acceso Configuración. Para obtener más información, consulta Conexiones a Internet de uso medido: preguntas más frecuentes.

Conectarse a una red

Cuando configuras Windows por primera vez, es probable que ya te encuentres conectado a una red. De otro modo, puedes ver una lista de las redes disponibles y conectarte a una.

Para ver una lista de redes disponibles

  1. Desliza el dedo rápidamente desde el borde derecho de la pantalla y, a continuación, pulsa Configuración.
    (Si usas un mouse, señala el extremo inferior derecho de la pantalla, mueve el puntero del mouse hacia arriba y haz clic en Configuración).

  2. Marca en el icono de red. Te mostrará si estás conectado y la intensidad de la conexión.

  3. Si no estás conectado, pulsa o haz clic en el icono de red (El icono de red inalámbrica o El icono de red con cable).
  4. Pulsa o haz clic en el nombre de la red a la quieras conectarte y, a continuación, pulsa o haz clic en Conectarse.

    Es posible que se te pregunte por la contraseña de red. Puedes conseguirla con el administrador de la red. Si estás en casa, probablemente sea alguien de tu familia. Si estás en el trabajo, pregúntale a tu administrador de TI. Si estás en un lugar público, como una cafetería, pregúntale a alguien que trabaje ahí.

  5. Si quieres conectarte a esta red cada vez que estés en su radio de alcance, selecciona la casilla de verificación Conectarse automáticamente.

El icono de red en el acceso Configuración
Una lista de redes disponibles

Usar banda ancha móvil

Para aprender a configurar una conexión de banda ancha móvil, consulta Banda ancha móvil de principio a fin.

Una vez configurada, Windows puede mantenerte conectado cuando te desplazas cambiando automáticamente de una conexión Wi‑Fi a una banda ancha móvil. Así, te mantienes conectado aunque te estés moviendo de un lugar a otro. O bien, puedes cambiar automáticamente de banda ancha móvil a Wi‑Fi cuando se encuentre disponible, lo que te ayudará a reducir los costos.

Consejo

Cuando usas una conexión de uso medido, las aplicaciones y actualizaciones de la Tienda Windows no se descargan automáticamente. Windows te informará cuando se encuentren disponibles para que puedas controlar el uso de datos (y el costo).

Modo de avión

Cuando viajas en avión, debes apagar todos los dispositivos electrónicos durante el despegue y el aterrizaje. Pero una vez que te encuentras seguro en el aire, puedes colocar tu equipo en modo de avión para ver películas que hayas descargado, jugar o trabajar en una presentación. El modo de avión suspende cualquier transmisión de señal de tu equipo, para así cumplir con las regulaciones aeronáuticas.

Para usar el modo de avión

  1. Desliza el dedo rápidamente desde el borde derecho de la pantalla y, a continuación, pulsa Configuración.
    (Si usas un mouse, señala el extremo inferior derecho de la pantalla, mueve el puntero del mouse hacia arriba y haz clic en Configuración).

  2. Haz clic en el icono de red El icono de red
  3. Habilita Modo de avión cuando te encuentres en un avión y deshabilítalo después de aterrizar en tu destino.

Para obtener más información sobre el modo de avión, consulta ¿Qué es el modo avión?

Modo de avión, habilitado

Privacidad en las redes públicas

Cuando no estás en casa y usas una red pública, como en una cafetería o un aeropuerto, puedes seguir algunos pasos para mantener la seguridad de tu equipo y tus datos.

La primera vez que te conectes a una red pública, se te preguntará si quieres buscar dispositivos y contenidos en esa red. Di "no", de modo que otras personas no puedan ver tu equipo mientras te encuentres conectado a esta red. Si accidentalmente dices que sí, no te preocupes. Estos son los pasos que tienes que seguir para cambiar la configuración.

Para mantener la seguridad de tus datos en una red pública

  1. Desliza el dedo rápidamente desde el borde derecho de la pantalla y, a continuación, pulsa Configuración.
    (Si usas un mouse, señala el extremo inferior derecho de la pantalla, mueve el puntero del mouse hacia arriba y haz clic en Configuración).

  2. Pulsa o haz clic en Red, luego en Conexiones y finalmente en el nombre de la red.

  3. Deshabilita Encontrar dispositivos y contenido. Podrás seguir conectado, pero otras personas que usen esa red pública no podrán conseguir tus datos.

Perfecto para trabajar y jugar

Haz más cosas y diviértete con un equipo con Windows 8.1.

Explora los equipos

Una tableta, un portátil y un todo en uno que ejecutan Windows 8.1