Una cuenta de usuario es una colección de información que indica a Windows los archivos y carpetas a los que puede obtener acceso, los cambios que puede realizar en el equipo y las preferencias personales, como el fondo de escritorio o tema de color preferidos. Las cuentas de usuario permiten que se comparta el mismo equipo entre varias personas, cada una de las cuales tiene sus propios archivos y configuraciones. Cada persona obtiene acceso a su propia cuenta de usuario con un nombre de usuario y contraseña.

Existen tres tipos distintos de cuentas:

  • Estándar

  • Administrador

  • Invitado

Cada tipo de cuenta proporciona al usuario un nivel diferente de control sobre el equipo. La cuenta estándar es la que se utiliza para las tareas de trabajo usuales. La cuenta de administrador proporciona el máximo control sobre un equipo y sólo se debe utilizar cuando sea necesario. La cuenta de invitado se destina principalmente a personas que necesitan obtener acceso temporalmente a un equipo.