Actualizar con una conexión a Internet de uso medido

Una conexión a Internet de uso medido es un tipo de plan de datos que algunos proveedores de servicios Internet ofrecen. Con este tipo de plan, los proveedores de servicios Internet pueden cobrar por la cantidad de datos usados (la cantidad de datos enviados y recibidos por su equipo). Estos planes a menudo tienen un límite de datos y, si usted excede ese límite, tendrá que hacerse cargo de un costo extra para evitar que la velocidad de conexión se reduzca por un periodo de tiempo.

Windows 8.1 es un archivo grande: 1,8 GB aproximadamente para la versión de 32 bits y cerca de 2,3 GB en el caso de la versión de 64 bits. Windows RT 8.1 con Microsoft Office es de aproximadamente 1,7 GB. Antes de empezar a descargar alguno de estos archivos con una conexión a Internet de uso medido, asegúrese de comprobar los datos de uso actuales para determinar si esta descargar podría representarle cargos adicionales.

La mayoría de las personas con una conexión a Internet de banda ancha completa la descarga en una hora o dos, pero los tiempos de descarga variarán en función de la velocidad de conexión en su equipo y otros factores. Esto suele tardar lo mismo que si se descargara una película de Internet.

Importante

  • Asegúrese de otorgar el tiempo necesario para que finalice la descarga y no apague el equipo durante el proceso.

Para obtener más información acerca de conexiones de uso medido, vea Conexiones a Internet de uso medido: preguntas más frecuentes.