No importa lo rápidos o brillantes que parezcan los equipos cuando son nuevos, que todos parecen ralentizarse con el tiempo. Ese innovador equipo que compró el año pasado puede no parecer tan increíble después de instalar una docena de programas, cargarlo con herramientas antispyware y antivirus y descargar cantidades ingentes de elementos no deseados de Internet. La ralentización puede ser tan lenta que quizás no se dé cuenta, hasta que un día, al abrir un programa o un archivo se pregunte: "¿Qué ha sucedido con mi pobre equipo?".

Sea cual sea la causa, hay muchas maneras de acelerar Windows y hacer que su equipo funcione mejor, incluso sin actualizar el hardware. Estos son algunos consejos que le ayudarán a optimizar Windows 7 para obtener un mejor rendimiento.

Pruebe el Solucionador de problemas de rendimiento

Lo primero que puede probar es el Solucionador de problemas de rendimiento, que puede encontrar y corregir problemas automáticamente. El Solucionador de problemas de rendimiento busca problemas que pueden ralentizar el rendimiento del equipo, como la cantidad de usuarios que actualmente han iniciado sesión en el equipo y la ejecución simultánea de varios programas.

Para abrir el Solucionador de problemas de rendimiento, haga clic en el botón InicioImagen del botón Inicio y, a continuación, haga clic en Panel de control. En el cuadro de búsqueda, escriba solucionador de problemas y, a continuación, haga clic en Solución de problemas. En Sistema y seguridad, haga clic en Buscar problemas de rendimiento.

Elimine programas que nunca usa

Muchos fabricantes incluyen en sus equipos nuevos programas que no pidió y que quizás no quiera. Suelen incluir ediciones de prueba o versiones de edición limitada de programas que las empresas de software esperan que pruebe y encuentre útiles, y que después pague por actualizar a la versión completa o a una versión más moderna. Si decide que no las quiere, mantener el software en su equipo podría ralentizarlo porque usan valiosos recursos de memoria, espacio en disco y potencia del procesador.

Es buena idea desinstalar todos los programas que no tenga pensado usar. Esto incluye software instalado por el fabricante y software que instaló pero que ya no desea, especialmente programas de utilidades diseñados para administrar y ajustar el hardware y software del equipo. Los programas de utilidades como los exploradores antivirus, limpiadores de discos y herramientas de copia de seguridad, suelen ejecutarse automáticamente en el inicio y consumen recursos silenciosamente en segundo plano, donde no puede verlos. Muchas personas ni siquiera saben que se están ejecutando.

Aunque su equipo sea antiguo, puede contener programas instalados por el fabricante de los que nunca tuvo noticias o que ha olvidado. Nunca es demasiado tarde para quitarlos y recuperar recursos del sistema malgastados y sobrecargados. Quizá pensó que algún día usaría el software, pero nunca lo hizo. Desinstálelos y vea si su equipo funciona más rápidamente.

Para obtener instrucciones, consulte Desinstalar o cambiar un programa.

Limite cuántos programas se ejecutan en el inicio

Muchos programas están diseñados para iniciarse automáticamente cuando se inicia Windows. Los fabricantes de software suelen configurar sus programas para que se abran en segundo plano, donde no pueda verlos en ejecución, para que se abran inmediatamente cuando haga clic en sus iconos. Esto resulta útil para programas que usa mucho, pero en el caso de programas que raramente usa o que no usa nunca, esto consume una valiosa memoria y aumenta el tiempo que tarda Windows en terminar de iniciarse.

Decida si quiere que un programa se ejecute en el inicio.

Pero, ¿cómo puede saber qué programas se ejecutan automáticamente en el inicio? Algunas veces resulta obvio, porque el programa agrega un icono al área de notificación en la barra de tareas, donde puede ver que se está ejecutando. Mire ahí para ver si hay programas en ejecución que no quiera que se inicien automáticamente. Apunte a cada icono para ver el nombre del programa. Asegúrese de hacer clic en el botón Mostrar iconos ocultos para no perderse ningún icono.

Imagen del botón Mostrar iconos ocultos
Botón Mostrar iconos ocultos en el área de notificaciones

Incluso después de comprobar el área de notificaciones es posible que no haya visto todos los programas que se ejecutan automáticamente en el inicio. Ejecuciones automáticas para Windows es una herramienta gratuita que puede descargar desde el Microsoft que le muestra todos los programas y procesos que se ejecutan al iniciar Windows. Puede evitar la ejecución automática del programa cuando se inicia Windows. Para ello, abra el programa Ejecuciones automáticas paraWindows y, luego, desactive la casilla de verificación que se encuentra junto al nombre del programa que desea detener. Ejecuciones automáticas para Windows fue diseñado para usuarios avanzados.

Nota

  • Algunas personas prefieren administrar los programas que se ejecutan en el inicio mediante la herramienta Configuración del sistema. Para obtener más información, consulte Iniciar Configuración del sistema.

Desfragmente el disco duro

La fragmentación hace que el disco duro realice un trabajo extra que puede ralentizar el equipo. El Desfragmentador de disco vuelve a organizar los datos fragmentados para que el disco duro pueda funcionar de manera más eficaz. El Desfragmentador de disco se ejecuta según una programación, pero también puede desfragmentar el disco duro manualmente.

Para obtener más información, consulte Mejorar el rendimiento mediante la desfragmentación del disco duro.

Limpie el disco duro

Los archivos innecesarios en el disco duro ocupan espacio y ralentizan el equipo. Liberador de espacio en disco quita archivos temporales, vacía la papelera de reciclaje y quita varios archivos del sistema y otros elementos que ya no necesita. Para obtener instrucciones paso a paso para hacer esto, consulte Eliminar archivos con el Liberador de espacio en disco.

Ejecute menos programas al mismo tiempo

Algunas veces, cambiar el comportamiento del equipo puede afectar mucho a su rendimiento. Si es el tipo de usuario al que le gusta tener ocho programas y docenas de ventanas del explorador abiertos al mismo tiempo (todo mientras envía mensajes instantáneos a sus amigos), no se sorprenda si su equipo se colapsa. Tener muchos mensajes de correo electrónico abiertos también aumenta el uso de la memoria.

Si observa que su equipo va lento, pregúntese si realmente necesita mantener todos esos programas y ventanas de explorador abiertos al mismo tiempo. Encuentre una manera mejor de acordarse de responder a los mensajes de correo que mantenerlos abiertos.

Asegúrese de que solo ejecuta un programa antivirus. Ejecutar más de un programa antivirus también puede ralentizar el equipo. Por suerte, si ejecuta más de un programa antivirus, el Centro de actividades le notificará y puede ayudarle a corregir el problema.

Para obtener más información, consulte ¿Qué es el Centro de actividades?

Desactive los efectos visuales

Si Windows va lento, puede acelerarlo deshabilitando algunos de sus efectos visuales. Se trata de aspecto frente a rendimiento. ¿Qué prefiere, que Windows se ejecute más rápidamente o que sea más bonito? Si su PC es suficientemente rápido, no tiene que renunciar a nada, pero si su equipo tiene la potencia justa para Windows 7, puede resultar útil reducir los efectos visuales.

Puede elegir qué efectos visuales quiere desactivar, uno por uno, o puede dejar que Windows elija por usted. Hay 20 efectos visuales que puede controlar, como el aspecto de cristal transparente, la manera en que los menús se abren o se cierran, y si se muestran sombras.

Para ajustar todos los efectos visuales con el fin de mejorar el rendimiento:

  1. Para abrir Información y herramientas de rendimiento, haga clic en el botón InicioImagen del botón Inicio y, a continuación, haga clic en Panel de control. En el cuadro de búsqueda, escriba Información y herramientas del sistema y, a continuación, en la lista de resultados, haga clic en Información y herramientas de rendimiento.

  2. Haga clic en Ajustar efectos visuales. Se requiere permiso de administrador Si se le solicita una contraseña de administrador o una confirmación, escriba la contraseña o proporcione la confirmación.

  3. Haga clic en la pestaña Efectos visuales, haga clic en Ajustar para obtener el mejor rendimiento y, a continuación, haga clic en Aceptar. (Para elegir una opción menos drástica, seleccione Dejar que Windows elija la configuración más adecuada para el equipo).

Reinicie con regularidad

Este consejo es sencillo. Reinicie su equipo al menos una vez a la semana, especialmente si lo usa mucho. Reiniciar un equipo es una buena manera de limpiar la memoria y asegurarse de que los procesos y servicios errantes que comenzaron a ejecutarse se cierran.

Al reiniciar, se cierra todo el software que se ejecuta en el equipo, no solo los programas que vea ejecutándose en la barra de tareas, también los numerosos servicios que algunos programas podrían haber iniciado y que nunca detuvieron. Reiniciar puede resolver misterioso problemas de rendimiento cuando la causa exacta es difícil de identificar.

Si mantiene abiertos tantos programas, mensajes de correo electrónico y sitios web que cree que reiniciar resulta un engorro, probablemente es una señal de que debe reiniciar el equipo. Cuantas más cosas mantenga abiertas y más tiempo las deje en ejecución, mayores son las probabilidades de que su equipo se ralentice e incluso que se quede sin memoria.

Agregue más memoria

Esta no es una guía para comprar hardware que acelerará su equipo. Pero un artículo sobre cómo hacer que Windows sea más rápido no estaría completo sin mencionar la posibilidad de agregar más memoria de acceso aleatorio (RAM) al equipo.

Si un equipo con Windows 7 parece demasiado lento, normalmente es porque no tiene suficiente RAM. La mejor manera de acelerarlo es agregar más.

Windows 7 puede ejecutarse en un equipo con 1 gigabyte (GB) de RAM, pero funciona mejor con 2 GB. Para obtener un rendimiento óptimo, aumente a 3 GB o más.

Otra opción es aumentar la cantidad de memoria mediante Windows‌ReadyBoost. Esta característica permite usar el espacio de almacenamiento de algunos dispositivos de medios extraíbles, como unidades flash USB, para acelerar el equipo. Es más fácil conectar una unidad flash a un puerto USB que abrir la caja del equipo y conectar módulos de memoria en la placa base. Para obtener más información, consulte Uso de la memoria del dispositivo de almacenamiento para acelerar el equipo.

Compruebe si hay virus y spyware

Si su equipo va lento, es posible que esté infectado con algún virus o spyware. Este no es tan habitual como otros problemas, pero hay que tenerlo en cuenta. Antes de preocuparse demasiado, compruebe su PC con programas antispyware y antivirus.

Un síntoma frecuente de la presencia de un virus es un rendimiento mucho más lento de lo normal. Otras señales son mensajes inesperados que aparecen en el equipo, programas que se inician automáticamente o el sonido del disco duro trabajando continuamente.

El spyware es un tipo de programa que se instala, normalmente si su conocimiento, para vigilar su actividad en Internet. Puede comprobar si hay spyware con Windows Defender u otros programas antispyware. Para obtener más información, consulte Descubrir si el equipo está infectado con spyware.

La mejor manera de tratar los virus es evitarlos en primer lugar. Ejecute siempre un software antivirus y manténgalo actualizado. Sin embargo, aunque tome estas precauciones es posible que su equipo resulte infectado. Para obtener más información, consulte ¿Cómo se sabe si el equipo tiene un virus?

Compruebe la velocidad del equipo

Si sigue estos consejos y aún así su equipo va demasiado lento, quizás necesite un nuevo equipo o algunas actualizaciones de hardware, como un disco duro nuevo o una tarjeta de vídeo más rápida. Sin embargo, no es necesario adivinar la velocidad del equipo. Windows ofrece una manera de comprobar y puntuar la velocidad del equipo con una herramienta denominada Evaluación de la experiencia en Windows.

La Evaluación de la experiencia en Windows puntúa cinco componentes clave de su equipo y asigna un número a cada uno, así como una puntuación total. Esta puntuación total es tan alta como la subpuntuación del componente con el peor rendimiento.

Las puntuaciones totales están comprendidas entre 1 y 7,9. Si la puntuación de su equipo es inferior a 2 o 3, quizás sea el momento de pensar en un nuevo equipo, en función de las tareas que quiera realizar en él.

Para obtener más información, consulte ¿Qué es la Evaluación de la experiencia en Windows?

No se acostumbre a una velocidad lenta

Para obtener más información, consulte Formas de mejorar el rendimiento del equipo.