El soporte de las versiones anteriores de Internet Explorer finalizó el 12 de enero de 2016

Si no encuentras Internet Explorer en la pantalla Inicio o en la barra de tareas del escritorio, revisa si se desancló accidentalmente.

Mostrar todo

Para anclar Internet Explorer nuevamente al Inicio

  1. En la pantalla Inicio, desliza el dedo hacia dentro desde el borde derecho de la pantalla y pulsa en Buscar. (Si usas el mouse, ubica el puntero en la esquina superior derecha de la pantalla y haz clic en Buscar).

  2. Escribe Internet Explorer en el cuadro de búsqueda.

  3. En los resultados de búsqueda, desliza el dedo hacia abajo en el icono de Internet Explorer y pulsa en Anclar al Inicio.

    (Si usas el mouse, haz clic con el botón derecho en Internet Explorer y luego en Anclar al Inicio).

Para volver a anclar Internet Explorer a la barra de tareas

  1. En la pantalla Inicio, desliza el dedo hacia dentro desde el borde derecho de la pantalla y pulsa en Buscar. (Si usas el mouse, ubica el puntero en la esquina superior derecha de la pantalla y haz clic en Buscar).

  2. Escribe Internet Explorer y luego pulsa o haz clic en Aplicaciones.

  3. En los resultados de búsqueda, desliza el dedo hacia abajo en el icono de Internet Explorer y pulsa en Anclar a la barra de tareas.

    (Si usas el mouse, haz clic con el botón derecho en Internet Explorer y luego en Anclar a la barra de tareas).

A veces, al instalar otro navegador, Internet Explorer se desactiva y no lo puedes encontrar con el acceso a Buscar. Si esto sucede, prueba los pasos siguientes para reactivarlo. Así, Internet Explorer también se vuelve a anclar en la pantalla Inicio.

Para activar Internet Explorer

  1. En la pantalla Inicio, desliza el dedo hacia dentro desde el borde derecho de la pantalla y pulsa en Buscar. (Si usas el mouse, ubica el puntero en la esquina superior derecha de la pantalla y haz clic en Buscar).

  2. Escribe Panel de Control y luego pulsa o haz clic en Aplicaciones.

  3. En los resultados de la búsqueda, pulsa o haz clic en Panel de control.

  4. Pulsa o haz clic en Programas.

  5. En Programas y características, pulsa o haz clic en Activar o desactivar las características de Windows.

  6. En el cuadro de diálogo, activa la casilla Internet Explorer 10 y luego pulsa o haz clic en Aceptar.

  7. Cuando se te pida que reinicies el equipo, pulsa o haz clic en Reiniciar ahora.

  8. Después de reiniciar, desliza el dedo hacia dentro desde el borde derecho de la pantalla Inicio y luego pulsa o haz clic en Buscar.

  9. Escribe Internet Explorer y luego pulsa o haz clic en Aplicaciones.

  10. En los resultados de búsqueda, desliza el dedo hacia abajo en el icono de Internet Explorer y pulsa en Anclar al Inicio y en Anclar a la barra de tareas.

    (Si usas el mouse, haz clic con el botón derecho en Internet Explorer y luego haz clic en Anclar al Inicio y en Anclar a la barra de tareas).



¿Necesitas más ayuda?