Cómo arreglar un equipo que no arranca

No poder arrancar el equipo crea mucha frustración, pero a menudo puede solucionarse fácilmente. Los pasos para resolver el problema dependen de los síntomas. Haz clic en la descripción que más se ajuste a tu problema para encontrar una posible solución:

Mostrar todo

Inicias sesión haciendo clic en las cuentas de usuario pero no puedes abrir ningún programa

Después de hacer clic en la cuenta de usuario o de escribir una contraseña, presiona inmediatamente la tecla Mayús y mantenla presionada hasta que aparezcan el escritorio y la barra de tareas. Mantener presionar la tecla Mayús impide que se carguen automáticamente los programas, puesto que es posible que uno de esos programas esté causando el problema. Cuando seas capaz de iniciar sesión, puedes cambiar los programas que se ejecutan automáticamente y quitar el programa que causa el problema.

Tu equipo muestra el logotipo de Windows, pero produce un error antes de que puedas iniciar sesión

Algunas veces, Windows empieza a cargarse, pero deja de responder durante el proceso de inicio. En la mayoría de los casos, el problema es un nuevo componente de hardware, un nuevo programa o un archivo del sistema dañado. Sigue las instrucciones que se indican a continuación para solucionar el problema. Intenta iniciar el equipo después de cada paso. Continúa con el paso siguiente sólo si Windows sigue sin poder iniciarse.

Para solucionar problemas de inicio

  1. Reinicia el equipo. En cuanto la pantalla se vuelva negra por primera vez, presiona la tecla F8 varias veces. Aparece el menú Opciones avanzadas de Windows. Si el menú no aparece, reinicia el equipo y vuelve a intentarlo. Utiliza las teclas de dirección del teclado (el mouse no funcionará) para seleccionar La última configuración buena conocida y presiona ENTRAR. Windows XP intentará iniciarse.

  2. Si has instalado recientemente nuevo hardware, apaga el equipo y desconecta el hardware. A continuación, reinicia Windows XP y soluciona el problema de hardware para que funcione correctamente.

  3. Reinicia el equipo y presiona de nuevo F8. Esta vez, elige Modo seguro y presiona ENTRAR. Windows XP intenta iniciarse en Modo seguro. En este modo no inicia automáticamente programas ni hardware, y muestra unos gráficos muy primitivos. Si Windows XP se inicia correctamente en Modo seguro, puedes quitar los programas o actualizaciones que instalaste recientemente. A continuación, reinicia el equipo normalmente.

Ves un mensaje similar a "Sin disco del sistema o error de disco".

Este mensaje indica que el equipo no pudo encontrar Windows. Sigue los pasos que se indican a continuación e intenta arrancar el equipo después de cada paso. Continúa con el paso siguiente sólo si Windows sigue sin poder iniciarse.

Para solucionar problemas de errores de disco

  1. Es posible que tu equipo esté intentando cargar Windows desde un medio extraíble en lugar de desde el disco duro incluido dentro del equipo. Quita todos los disquetes, CDs, DVDs, unidades flash USB, cámaras digitales y tarjetas de memoria.

  2. Puede que una parte del disco duro esté dañada. Tal vez soluciones el problema realizando una instalación de reparación de Windows XP.

  3. Puede que el disco duro se haya averiado. En ese caso, tendrás que reemplazarlo. Una vez reemplazado el disco duro, debes restaurar los archivos de una copia de seguridad.

Tu equipo se detiene inmediatamente después de encenderlo o no se muestra nada en el monitor

Si el equipo muestra un mensaje de error al cabo de unos segundos de haberse iniciado, es probable que haya un problema de configuración de hardware. Si ves el logotipo de Windows, hay un problema de inicio que debes solucionar. Si ves un mensaje similar a "Sin disco del sistema o error de disco", hay un error de disco que debes solucionar. Si ni siquiera ves la pantalla de inicio, es probable que haya un problema de hardware. Sigue estos pasos para solucionar un problema de hardware que impide que se inicie tu equipo para cargar Windows. Después de cada paso, arranca el equipo e intenta cargar Windows. Continúa con el paso siguiente sólo si Windows sigue sin poder cargarse.

Para solucionar problemas de hardware

  1. Si tu equipo emite un sonido cuando arranca pero no muestra nada en el monitor:

    • Desconecta el monitor y vuelve a conectarlo al equipo.

    • Comprueba que el cable de alimentación del monitor está conectado y que el monitor está encendido.

    • Si es posible, conecta el monitor a otro equipo para asegurarte de que funciona correctamente.

    • Si el monitor funciona pero el equipo emite un sonido y no muestra nada, es posible que se haya averiado el adaptador de vídeo. Si tu equipo está en garantía, ponte en contacto con el fabricante para solicitar soporte técnico. Si tu equipo no está en garantía y te sientes cómodo abriendo la carcasa del equipo y reemplazando el hardware interno, compra e instala un adaptador de vídeo compatible. En caso contrario, ponte en contacto con un centro de asistencia técnica para solicitar ayuda. Aunque la sustitución de un componente es una molestia y puede resultar costoso, tus documentos, imágenes y correo electrónico deberían estar a salvo y podrás acceder a ellos cuando se arregle el equipo.

  2. Si aparece un mensaje de error que indica que no hay teclado o se ha atascado una tecla, apaga el equipo y vuelve a conectar el teclado. Si el problema continúa, sustituye el teclado.

  3. Algunas veces el equipo no arranca porque no es compatible con un accesorio de hardware. Si has agregado recientemente un nuevo accesorio de hardware, apaga el equipo, quita el accesorio y reinicia el equipo.

  4. Quita todos los accesorios de hardware salvo el teclado, el mouse y el monitor. Si tu equipo arranca correctamente, cierra Windows, apaga el equipo y agrega un accesorio de hardware. A continuación, reinicia el equipo. Si el equipo no puede arrancar, el accesorio de hardware que has agregado recientemente es la causa del problema. Quita el hardware y ponte en contacto con el proveedor de hardware para obtener soporte técnico. Puedes volver a conectar los demás accesorios de hardware.

  5. Puede que haya un conector suelto. Apaga el equipo, quita todos los conectores de la parte exterior del equipo y, con cuidado, vuelve a colocar los conectores. Busca cables sueltos, patillas dobladas y conectores que no estén firmemente conectados.

  6. Si te sientes cómodo abriendo la carcasa del equipo, apaga el equipo, desenchufa el cable y abre la carcasa del equipo. Quita todos los cables y vuelve a conectarlos. Quita todas las tarjetas del interior de tu equipo, incluidos los chips de memoria, y vuelve a conectarlas. Vuelve a ensamblar el equipo antes de intentar arrancarlo de nuevo.

  7. Si el equipo sigue sin arrancar, puede que haya un problema con la placa base, el procesador, la memoria o la tarjeta gráfica. Aunque las averías de hardware son una molestia, tus documentos, imágenes y correo electrónico deberían estar a salvo y podrás acceder a ellos cuando se arregle el equipo.

Tu equipo no se enciende

Si tu equipo no se enciende (presionas el botón de encendido y no aparece ninguna luz ni se emiten sonidos), debes:

  • Comprobar que el cable de alimentación del equipo está conectado.

  • Desconectar el equipo y conectar otro aparato eléctrico (como una lámpara, un ventilador o una radio) en el mismo enchufe. Si el dispositivo no funciona, el problema está en el enchufe y no en el equipo.

Debes realizar una instalación de reparación de Windows XP

Una instalación de reparación de Windows XP puede solucionar problemas de inicio graves. Aunque no deberías perder ningún documento importante, es posible que pierdas la configuración y tengas que volver a instalar muchas actualizaciones.

Antes de realizar una instalación de reparación de Windows XP, debes tener el CD de Windows XP y la clave del producto.

Para realizar una instalación de reparación de Windows XP

  1. Inserta el CD de Windows XP en tu equipo.

  2. Reinicia el equipo. Si se te pide, presiona una tecla para arrancar desde CD-ROM.

  3. Cuando aparezca la página Éste es el programa de instalación, presiona ENTRAR en el teclado.

  4. En la página Contrato de licencia de Windows XP, lee el contrato de licencia. Presiona la tecla Av Pág para ir al final del contrato. A continuación, presiona F8.

  5. Cuando se te pida, presiona R para que Windows XP intente reparar Windows reinstalando los componentes de Windows importantes.

    El proceso de reparación y reinstalación puede requerir más de una hora. Finalmente, el programa de instalación te pedirá que respondas a unas preguntas como cuando instalaste Windows XP por primera vez.