Windows Defender se incluye con Windows y te ayuda a proteger tu ordenador contra malware (código malintencionado). El malware puede estar formado por virus, spyware y cualquier otro tipo de software potencialmente no deseado. El malware puede infectar tu ordenador si que lo sepas: es posible que se instale sin tu conocimiento a partir de un correo electrónico, al conectarte a Internet o al instalar determinados tipos de aplicaciones mediante una unidad flash USB, un CD, un DVD o cualquier otro soporte multimedia extraíble. Además, algunas herramientas de malware se pueden programar para ejecutarse en momentos inesperados, no solamente al instalarse.

Windows Defender ayuda a impedir que el malware infecte tu ordenador de dos modos:

  • Proporciona protección en tiempo real. Windows Defender te envía notificaciones y bloquea el malware que intente instalarse o ejecutarse en tu ordenador. También te envía una notificación cuando las aplicaciones intentan cambiar parámetros importantes.

  • Proporciona opciones de análisis en cualquier momento. Windows Defender analiza automáticamente tu ordenador para detectar malware instalado de forma regular, pero también puedes iniciar un análisis cuando quieras. Windows Defender pone en cuarentena o quita automáticamente cualquier elemento que se detecte durante un análisis. Para obtener más información sobre cómo analizar el ordenador mediante Windows Defender, consulta ¿Cómo se puede detectar y quitar un virus?.

Al usar Windows Defender, es importante que las definiciones estén actualizadas. Las definiciones son archivos que actúan como una enciclopedia en constante ampliación de amenazas potenciales. Windows Defender usa definiciones para detectar cualquier malware y notificarte de posibles riesgos.

Para mantenerlas actualizadas, Windows Defender comprueba si existen actualizaciones en línea antes de analizar el ordenador. Puedes usar Windows Update para descargar e instalar automáticamente nuevas definiciones cuando aparezcan. Más información sobre cómo configurar las actualizaciones automáticas

Para abrir Windows Defender

  • Para abrir Windows Defender, desliza rápidamente el dedo desde el borde derecho de la pantalla y después pulsa Buscar (o, si usas un ratón, apunta a la esquina superior derecha de la pantalla, mueve el puntero del ratón hacia abajo y, a continuación, haz clic en Buscar), escribe defender en el cuadro de búsqueda y, por último, pulsa o haz clic en Windows Defender.

Nota

  • Si usas un ordenador del trabajo, es posible que tu administrador de TI use otro programa de seguridad y que haya desconectado Windows Defender.




¿Necesitas más ayuda?