Conectarte a Internet

Permanecer conectado a Internet

Independientemente de que quieras publicar actualizaciones sociales, enviar correo electrónico a tus amigos o comprobar tus sitios web favoritos, es fundamental contar con una conexión a Internet. Además, si tienes un equipo con Windows 8.1 o Windows RT 8.1, necesitarás una conexión a Internet para terminar de configurarlo.

Conexión en casa

Si tienes una cuenta con un proveedor de acceso a Internet (ISP), como una compañía telefónica o de cable, ya tienes acceso a Internet en casa. Puedes conectar tu PC al módem con un cable Ethernet y abrir a continuación el navegador web para obtener acceso a Internet. Si necesitas más ayuda, consulta Conectarse a Internet.

Si quieres que varios equipos o dispositivos compartan la misma conexión o bien contar con una conexión protegida por contraseña, puedes configurar una red en casa. Una vez configurada, puedes seleccionar la red desde el acceso a Configuración. Para obtener más información, consulta Agregar un dispositivo o un equipo a una red.

Otra posibilidad al conectarse desde casa es crear un Grupo Hogar, la opción perfecta si quieres hacer streaming de música o vídeo desde un equipo a cualquier destino o bien compartir archivos y dispositivos (como impresoras) entre los equipos. Para obtener más información, consulta Grupo Hogar de principio a fin.

Conexión en tus desplazamientos

Gran cantidad de sitios públicos ofrecen conexión Wi‑Fi, como las cafeterías y los aeropuertos. Así, mientras esperas tu vuelo o tu taza de café, puedes comprobar el correo electrónico o navegar por Internet.

Si no hay Wi‑Fi disponible allí donde estés, puedes suscribirte a un servicio de banda ancha móvil. Una conexión de banda ancha móvil es una conexión a Internet que llevas contigo y puedes usar siempre que haya disponible un servicio de telefonía móvil. Normalmente, compras una tarjeta SIM de tu compañía telefónica o de cable y, a continuación, la insertas en el equipo para conectarte a la banda ancha móvil. Para obtener más información sobre la banda ancha móvil, consulta Banda ancha móvil de principio a fin.

Algunas conexiones a Internet (sobre todo las de banda ancha móvil) se miden, es decir, el plan incluye una cantidad máxima de datos que se puede transmitir por mes. Con este tipo de planes es conveniente estar al tanto de los datos que se usan para que no se te cobre de más al sobrepasar los límites del plan. Para comprobarlo, pulsa o haz clic en el icono de red del escritorio o mediante el acceso a Configuración. Para obtener más información, consulta Conexiones a Internet de uso medido: preguntas más frecuentes.

Conexión a una red

Al configurar Windows por primera vez, puede ser que ya te hayas conectado a una red. En caso contrario, puedes ver una lista de las redes disponibles y conectarte a una de ellas.

Para ver una lista de las redes disponibles

  1. Desliza el dedo rápidamente desde el borde derecho de la pantalla y, a continuación, pulsa Configuración.
    (Si usas un mouse, señala el extremo inferior derecho de la pantalla, mueve el puntero del mouse hacia arriba y haz clic en Configuración).

  2. Comprueba el icono de red. Este mostrará si te has conectado y la intensidad de la señal.

  3. Si no estás conectado, pulsa o haz clic en el icono de red (El icono de red inalámbrica o El icono de red con cable).
  4. Pulsa o haz clic en el nombre de la red a la que quieres conectarte y, a continuación, pulsa o haz clic en Conectar.

    Puede que se te pida la contraseña de red. Te la puede proporcionar el administrador de red. Si estás en casa, probablemente será algún familiar. Si estás en el trabajo, pregúntale a tu administrador de TI. Si estás en un lugar público, como una cafetería, pregúntale a alguno de los empleados.

  5. Si quieres conectarte a esta red siempre que esté disponible, marca la casilla Conectarse automáticamente.

El icono de red en el acceso a Configuración
Una lista de las redes disponibles

Uso de la banda ancha móvil

Para obtener información sobre cómo configurar una conexión de banda ancha móvil, consulta Banda ancha móvil de principio a fin.

Una vez configurada, Windows puede ayudarte a mantenerte conectado durante tus desplazamientos cambiando automáticamente una conexión Wi-Fi a una red de banda ancha móvil. De este modo te mantendrás conectado incluso si te estás desplazando de un lugar a otro. También podrás pasar automáticamente desde una red de banda ancha móvil a Wi-Fi cuando tengas disponible este tipo de conexión, y así ahorrar gastos.

Sugerencia

Si utilizas una conexión de uso medido, las apps y las actualizaciones de la Tienda Windows no se descargan automáticamente. Windows te informará para que puedas controlar el uso (y el costo) de los datos.

Modo avión

En los aviones, todos los dispositivos electrónicos deben estar totalmente desconectados durante el despegue y el aterrizaje. Sin embargo, una vez seguro en el aire, puedes poner tu PC en modo avión y usarlo para ver películas que hayas descargado, jugar o trabajar en una presentación. Con el modo avión se suspende la transmisión de señales desde el equipo a fin de cumplir las normativas de las aerolíneas.

Para usar el modo avión

  1. Desliza el dedo rápidamente desde el borde derecho de la pantalla y, a continuación, pulsa Configuración.
    (Si usas un mouse, señala el extremo inferior derecho de la pantalla, mueve el puntero del mouse hacia arriba y haz clic en Configuración).

  2. Haz clic en el icono de red El icono de red
  3. Activa el Modo de avión durante tus viajes en avión y desactívalo cuando aterrices.

Para obtener más información sobre el modo de avión, consulta ¿Qué es el modo avión?.

Modo avión, activado

Privacidad en las redes públicas

Cuando uses una red pública fuera de casa, por ejemplo de una cafetería o aeropuerto, puedes realizar algunos pasos para ayudar a mantener la seguridad de tu PC y tus datos.

La primera vez que te conectes a una red pública, se te preguntará si quieres encontrar dispositivos y contenido en dicha red. Contesta que no para que otros usuarios no puedan ver tu PC mientras estás conectado a dicha red. Si contestas que sí por error, no te preocupes. A continuación se indica cómo cambiar ese valor.

Para ayudar a mantener la seguridad de tus datos en una red pública

  1. Desliza el dedo rápidamente desde el borde derecho de la pantalla y, a continuación, pulsa Configuración.
    (Si usas un mouse, señala el extremo inferior derecho de la pantalla, mueve el puntero del mouse hacia arriba y haz clic en Configuración).

  2. Pulsa o haz clic en Red, en Conexiones y después en el nombre de la red.

  3. Desactiva Encontrar dispositivos y contenido. Podrás conectarte de todos modos, pero el resto de usuarios que utilice dicha red pública no podrá tener acceso a tus datos.

Perfecto para trabajar y divertirse

Haz más cosas y diviértete más con un equipo Windows 8.1.

Explorar equipos

Una tableta, un portátil y un todo en uno con Windows 8.1