Solucionar problemas de baja calidad de la señal inalámbrica

Si una red inalámbrica tiene una señal de baja intensidad, es posible que la transferencia de información a través de la red se ralentice o que no se pueda tener acceso a algunas zonas de la red. Este documento contiene soluciones a algunos problemas habituales relacionados con una baja intensidad de la señal inalámbrica.

Mostrar todo

El equipo está demasiado lejos del enrutador o del punto de acceso inalámbrico.

Con enrutadores y puntos de acceso 802.11b o 802.11g, el alcance máximo de la señal es de 46 metros en el interior y 92 metros en el exterior. Con enrutadores y puntos de acceso 802.11a, el alcance máximo es de 15 metros en el interior y 30 metros en el exterior. Estos alcances se obtienen en condiciones óptimas y sin interferencias. Asegúrese de que el equipo se encuentra dentro de este alcance y lo más cerca posible del enrutador o del punto de acceso. Si el equipo es portátil, intente moverlo para determinar el alcance de la señal inalámbrica y la mejor ubicación para colocarlo.

Si no puede acercarse más al enrutador o al punto de acceso, considere la posibilidad de comprar una antena externa e instalarla en el adaptador de red inalámbrica. Muchos adaptadores de red inalámbrica permiten la conexión de una antena; ésta proporciona mejor recepción que la antena integrada. Consulte la documentación que acompaña al adaptador de red inalámbrica para ver si puede instalar otra antena.

El enrutador o el punto de acceso inalámbrico está apagado o no funciona correctamente.

Puede intentar hacer dos cosas:

  • Asegúrese de que el enrutador o el punto de acceso está encendido, al igual que la luz de señal inalámbrica.

  • Reinicie el enrutador o el punto de acceso; para ello, apáguelo, espere unos 10 segundos y vuelva a encenderlo.

Si no es el propietario del punto de acceso o no administra la red, póngase en contacto con el administrador de red.

Hay interferencias de otros dispositivos.

Si dispone de hardware de red 802.11b o 802.11g, éste usa una frecuencia de 2,4 gigahercios (GHz). Otros dispositivos que usan esta frecuencia son, por ejemplo, los hornos microondas y los teléfonos inalámbricos. Si dispone de hardware de red 802.11a, éste usa una frecuencia de 5 GHz. Algunos teléfonos inalámbricos también usan esta frecuencia. Estos dispositivos pueden causar interferencias entre el equipo y la red.

Puede intentar hacer dos cosas en esta situación:

  • Si hay dispositivos de estas características cerca del equipo, apáguelos temporalmente o aléjelos más.

  • Cambie la configuración del enrutador o del punto de acceso de modo que use un canal inalámbrico diferente, o bien establezca la selección automática del canal, si está configurado en un número de canal fijo. A veces, un canal inalámbrico es más claro que los demás. En EE.UU. y en Canadá, puede usar los canales 1, 6 y 11. Consulte la documentación que acompaña al punto de acceso o el enrutador para obtener instrucciones acerca de la configuración del canal de la señal inalámbrica.

La red que está buscando está establecida para no difundir su nombre de red (SSID).

Se pueden configurar los enrutadores y los puntos de acceso inalámbricos para que no difundan el nombre de red. En este caso, no puede detectar que la red está en el alcance (para conectarse a ella) a menos que se haya conectado a ella anteriormente o se conecte manualmente mediante el identificador de red SSID. Para conectarse a una red sin difusión, siga estos pasos:

  1. Para abrir Conectarse a una red, haga clic en el botón InicioImagen del botón Inicio y, a continuación, en Conectarse a.

  2. Haga clic en Configurar una conexión o red.

  3. Haga clic en Conectarse manualmente a una red inalámbrica y después escriba la información de red.

    Se agregará la red a la lista de redes y estará disponible para conectarse a ella más adelante cuando el equipo esté en el alcance de la red.