¿Para qué sirve el modo protegido de Internet Explorer?

Esta información corresponde a Windows Internet Explorer 7 y Windows Internet Explorer 8.

El modo protegido de Internet Explorer es una función que dificulta la instalación de software malintencionado en el equipo.

El modo protegido, además de ayudarle a proteger el equipo del software malintencionado, autoriza la instalación deliberada de controles o complementos de ActiveX cuando se inicia sesión como administrador.

El modo protegido está activado de forma predeterminada en zonas de Internet, Intranet y Sitios restringidos, y se muestra un icono en la barra de estado para indicar que se está ejecutando.

Imagen del icono del modo protegido
Icono de modo protegido

Internet Explorer, además de advertirle si una página web intenta instalar software, le mostrará advertencias cuando las páginas web intenten ejecutar determinados programas de software. Se mostrará una advertencia si un programa de software intenta ejecutarse fuera de Internet Explorer y fuera del modo protegido, puesto que ello le permitiría tener más acceso al equipo de lo recomendable. Generalmente sucede cuando un sitio web usa un complemento para ejecutar un programa de software en su equipo. Si accede a más de un sitio web a la vez, compruebe todos los sitios web abiertos para asegurarse de saber cuál intenta ejecutar el programa antes de conceder su permiso. Si confía en el programa y desea permitir su ejecución en cualquier sitio web, active la casilla de verificación No volver a mostrar la advertencia acerca de este programa.

Notas

  • Si desactivó la advertencia y desea mostrarla nuevamente, necesita restablecer las configuraciones de Internet Explorer. Para obtener más información, consulte Restablecer la configuración de Internet Explorer.

  • Si no desea permitir que los sitios web usen un complemento para ejecutar un programa de software específico en su equipo y no desea ver el diálogo de advertencia como se describe anteriormente, puede deshabilitar el complemento que está usando. Abra el Administrador de complementos y deshabilite el complemento que intenta usar el programa que usted no desea permitir. Si no sabe qué complemento debe deshabilitar, puede intentar deshabilitar todos los complementos y luego volver a habilitarlos uno por uno hasta encontrar el que desea deshabilitar. Para obtener más información, consulte Complementos de Internet Explorer: preguntas más frecuentes.