Archivos dañados: preguntas más frecuentes


Este documento contiene respuestas a algunas preguntas comunes sobre archivos dañados.

Mostrar todo

¿Qué son los archivos dañados?

Los archivos dañados son archivos que ya no funcionan correctamente. Los archivos dañados pueden abarcar desde archivos que se usan con regularidad (como fotografías importadas de una cámara digital) hasta archivos de sistema o archivos de programa que funcionan en segundo plano.

¿Qué debería hacer si encuentro un archivo dañado?

La mayoría de los archivos dañados no se pueden reparar y deberían eliminarse o reemplazarse. Sin embargo, en ocasiones, puede usar un programa para reparar un archivo dañado (o recuperar algunos datos del archivo). Algunos programas de este tipo están disponibles en Internet.

Si se trata de un archivo de sistema o de un archivo de programa, puede comprobar si hay errores en el disco duro. Si aparecen archivos incorrectos, es posible que Windows pueda repararlos. Para obtener más información, consulte Comprobar errores en una unidad.

¿Cómo puedo corregir un archivo dañado?

Elimine el archivo o, si ha realizado una copia de seguridad del disco duro del equipo, intente recuperar una versión anterior del archivo para reemplazar la versión dañada. Para obtener más información acerca de la recuperación de una versión anterior de un archivo, consulte Versiones anteriores de archivos: preguntas más frecuentes.

Si el archivo dañado es un archivo de programa o de sistema importante, puede que tenga que volver a instalar el programa al que está asociado el archivo dañado.

¿Cómo se puede impedir que se dañen los archivos?

Es poco probable que se dañe un archivo. Por lo general, sucede cuando se produce algún error mientras se guarda un archivo. Por ejemplo, el programa que guarda el archivo puede dejar de funcionar o el equipo puede quedarse sin alimentación justo cuando se está guardando el archivo.

Puede reducir las posibilidades de que se dañe un archivo si protege el sistema de alimentación del equipo con un supresor de picos o con un sistema de alimentación ininterrumpida (SAI).

Además, asegúrese siempre de apagar correctamente el equipo. Evite presionar y mantener presionado el botón de encendido, ya que, por lo general, esto obliga a que Windows se apague bruscamente. Para obtener más información, consulte Apagado correcto del equipo.