Si observa que un proceso reduce el rendimiento del equipo, ya sea porque use un porcentaje elevado de los recursos de la unidad central de procesamiento o porque consuma una gran cantidad de memoria de acceso aleatorio (RAM), puede usar el Administrador de tareas para finalizar el proceso. No obstante, pruebe a cerrar los programas que estén abiertos para ver si el proceso termina antes de recurrir al Administrador de tareas para terminarlo.

Advertencia

  • Tenga cuidado al terminar un proceso. Si termina un proceso que está asociado a un programa abierto, como un programa de procesamiento de texto, el programa también se cerrará y se perderán todos los datos que no se hayan guardado. Si termina un proceso asociado a un servicio del sistema, es posible que alguna parte del sistema no funcione correctamente.

  1. Para abrir Administrador de tareas, haga clic con el botón secundario del mouse en la barra de tareas y, a continuación, haga clic en Iniciar el Administrador de tareas.

  2. Haga clic en la ficha Procesos para ver una lista de todos los procesos que se están ejecutando en su cuenta de usuario y una descripción de cada proceso. Para ver todos los procesos que se están ejecutando en el equipo, haga clic en Mostrar procesos de todos los usuarios. Se requiere permiso de administrador Si se le solicita una contraseña de administrador o una confirmación, escriba la contraseña o proporcione la confirmación.

  3. Haga clic en un proceso y, a continuación, haga clic en Terminar proceso.

Notas

  • Para ver si algún servicio se está ejecutando en un proceso determinado, como svchost.exe, haga clic con el botón secundario del mouse en el proceso y, a continuación, haga clic en Ir al servicio. Los servicios asociados al proceso aparecen resaltados en la ficha Servicios. Si no se muestra ningún servicio resaltado, el proceso no tiene ningún servicio asociado.

  • Para ver más información acerca de alguno de los procesos que se ejecutan en el Administrador de tareas, haga clic con el botón secundario del mouse en el proceso y, a continuación, haga clic en Propiedades. En el cuadro de diálogo Propiedades, puede ver información acerca del proceso, incluidos la ubicación y el tamaño. Haga clic en la ficha Detalles para ver información detallada acerca del proceso.