Aspectos básicos del uso compartido de archivos


Windows 7 hace que resulte más fácil que nunca compartir documentos, música, imágenes y otros archivos con otros usuarios en la oficina y el hogar.

Si no está familiarizado con el uso compartido de archivos, este artículo está pensado para ayudarle a comprender su utilidad y, en general, su funcionamiento en Windows 7. Para obtener instrucciones paso a paso, consulte Compartir archivos con alguien.

Presentación de los grupos en el hogar: uso compartido fácil en el hogar

La forma más fácil de compartir archivos en una red doméstica consiste en crear o unirse a un grupo en el hogar. Un grupo en el hogar es un conjunto de equipos que comparten imágenes, música, vídeos, documentos e incluso impresoras. Es necesario que los equipos ejecuten Windows 7 para poder participar en un grupo en el hogar.

Cuando configure o se una a un grupo en el hogar, deberá indicar a Windows qué carpetas o bibliotecas desea compartir y cuáles desea que sean privadas. A partir de este momento, Windows alternará automáticamente entre las opciones correspondientes. Los demás usuarios no pueden cambiar los archivos compartidos a menos que les dé permiso. Además, puede proteger el grupo en el hogar con una contraseña que se puede cambiar en cualquier momento.

Los grupos en el hogar están disponibles en todas las ediciones de Windows 7. No obstante, en las ediciones Home Basic y Starter, solo puede unirse a un grupo en el hogar, pero no crear uno. Los equipos que pertenecen a un dominio pueden unirse a un grupo en el hogar, pero no compartir archivos. Solo pueden obtener acceso a archivos compartidos por otros usuarios.

Nota

  • Los grupos en el hogar no se encuentran disponibles en Windows Server 2008 R2.

Uso compartido con todos los usuarios, con algunos o con ninguno

Los grupos en el hogar son una forma rápida y cómoda de compartir automáticamente música, imágenes y otros archivos. Sin embargo, ¿qué ocurre con los archivos y las carpetas que no se comparten automáticamente? ¿O qué puede hacer cuando esté en la oficina?

Es en estas situaciones en las que el nuevo menú Compartir con resulta útil.

Imagen del menú Compartir con
Menú Compartir con

El menú Compartir con permite seleccionar archivos y carpetas individuales, y compartirlos con otros usuarios. Las opciones que aparecerán en el menú dependerán del tipo de elemento que haya seleccionado y del tipo de red a la que esté conectado el equipo. (Si no está seguro del tipo de red que posee, consulte ¿Diferencias entre un dominio, un grupo de trabajo y un grupo en el hogar?)

Las opciones de menú más comunes son las siguientes:

  • Nadie. Esta opción hace que un elemento sea privado para que nadie más tenga acceso a él.

  • Grupo en el hogar (lectura). Esta opción hace que un elemento esté disponible para el grupo en el hogar con permiso de solo lectura.

  • Grupo en el hogar (lectura y escritura). Esta opción hace que un elemento esté disponible para el grupo en el hogar con permiso de lectura y escritura.

  • Usuarios específicos. Esta opción abre el asistente para Uso compartido de archivos de modo que pueda elegir usuarios específicos con los que compartirlos.

Nota

  • Si un archivo o carpeta no está compartido y decide compartirlo con Nadie, se le preguntará si desea detener el uso compartido. No se preocupe, el archivo o carpeta no estaba en uso compartido desde un principio. En este caso, simplemente confirma que desea continuar sin compartir el archivo.

Propósito de los permisos

En Windows no solo decide quién puede ver un archivo, sino también qué pueden hacer con él los destinatarios. Estos permisos se denominan permisos de uso compartido. Dispone de dos opciones:

  • Lectura. La opción "mira pero no toques". Los destinatarios pueden abrir un archivo, pero no modificarlo ni eliminarlo.

  • Lectura y escritura. La opción "haz lo que quieras". Los destinatarios pueden abrir, modificar o eliminar un archivo.

¿Qué he compartido?

En Windows 7, resulta fácil ver lo que se ha compartido en el panel de detalles del Explorador de Windows. Para abrir el Explorador de Windows, haga clic en el botón InicioImagen del botón Inicio y, a continuación, en su nombre de usuario.

Haga clic en un archivo o una carpeta. En el panel de detalles que aparece en la parte inferior de la ventana verá si está o no compartido y con quién.

Imagen del panel de detalles en el Explorador de Windows
Windows El Explorador muestra los archivos que ha compartido y los que otros han compartido con usted.

Uso compartido de la carpeta Acceso público

El menú Compartir con es la forma más simple de compartir elementos en Windows 7. Sin embargo, existe otra opción: las carpetas públicas.

Puede considerarlas como cajas de depósito: cuando copie un archivo o una carpeta en una de ellas, hará que estén inmediatamente disponibles para otros usuarios del equipo u otros usuarios de la red.

Encontrará un carpeta Acceso público en cada una de sus bibliotecas. Algunos ejemplos son Documentos públicos, Música pública, Imágenes públicas y Vídeos públicos El uso compartido de la carpeta Acceso público está desactivado de forma predeterminada, excepto en un grupo en el hogar. Para obtener instrucciones acerca de cómo activarlo, consulte Compartir archivos con alguien.

Imagen de carpetas públicas
Las bibliotecas de Windows incluyen carpetas públicas.

Se debe preguntar por qué debería usar las capetas Acceso público.

Resultan prácticas si desea compartir temporalmente un documento u otro archivo con varios usuarios. Además, es una forma práctica de realizar un seguimiento de los elementos compartidos con otros usuarios: si está en la carpeta, está compartido.

¿Cuáles son las desventajas? No es posible establecer un límite de modo que los usuarios solo vean algunos archivos de la carpeta Acceso público. Es todo o nada. Tampoco se pueden ajustar los permisos. No obstante, si no le preocupan estos aspectos, las carpetas Acceso público son una alternativa práctica para compartir elementos.

Id. de artículo: MSW700052



¿Necesitas más ayuda?