Carta blanca es una forma de solitario con una sola baraja. La clave de la victoria está en las cuatro cartas blancas de las esquinas de la mesa, de ahí su nombre.

Mostrar todo

Para iniciar una partida

  1. Para abrir la carpeta Juegos, haga clic en el botón InicioImagen del botón Inicio. En el cuadro de búsqueda, escriba juegos y, a continuación, en la lista de resultados, haga clic en Explorador de juegos.

  2. Haga doble clic en Carta blanca.

    (¿No lo ve? Puede ser necesario activar los Juegos de Windows. Consulte ¿Dónde están los juegos?).

  3. Para empezar, haga clic en una de las cartas del final de las columnas y arrástrela a una carta de inicio, una carta blanca u otra columna, según las reglas siguientes.

Para guardar un juego

  • Si desea terminar la partida más tarde, salga del juego y haga clic en Guardar. La próxima vez que juegue, se le preguntará si desea continuar la partida anterior. Para ello, haga clic en .

Para cambiar las opciones del juego

Puede activar o desactivar las animaciones, visualizar sugerencias, guardar partidas automáticamente, entre otras.

  1. Para abrir la carpeta Juegos, haga clic en el botón InicioImagen del botón Inicio. En el cuadro de búsqueda, escriba juegos y, a continuación, en la lista de resultados, haga clic en Explorador de juegos.

  2. Haga doble clic en Carta blanca.

    (¿No lo ve? Puede ser necesario activar los Juegos de Windows. Consulte ¿Dónde están los juegos?).

  3. Haga clic en el menú Juego y, a continuación, haga clic en Opciones.

  4. Realice sus selecciones y haga clic en Aceptar.

Para personalizar la apariencia del juego

Puede elegir entre varias barajas de cartas y fondos de mesa.

  1. Para abrir la carpeta Juegos, haga clic en el botón InicioImagen del botón Inicio. En el cuadro de búsqueda, escriba juegos y, a continuación, en la lista de resultados, haga clic en Explorador de juegos.

  2. Haga doble clic en Carta blanca.

    (¿No lo ve? Puede ser necesario activar los Juegos de Windows. Consulte ¿Dónde están los juegos?).

  3. Haga clic en el menú Juego y, a continuación, haga clic en Cambiar apariencia.

  4. Realice sus selecciones y haga clic en Aceptar.

Imagen del juego Carta blanca
Carta blanca

Carta blanca: reglas y aspectos básicos

Objetivo

Crear cuatro pilas de 13 cartas, una de cada palo, sobre cada carta de inicio. Cada pila se debe formar empezando por la carta más baja (as) y terminando con la más alta (rey).

Tablero

Carta blanca se juega con una sola baraja de 52 cartas que se reparten cara arriba formando ocho columnas. De estas columnas se tomarán las cartas para crear las cuatro pilas:

  • En la esquina superior izquierda hay cuatro cartas blancas donde se pueden guardar cartas durante la partida.

  • En la esquina superior derecha hay cuatro cartas de inicio sobre las que se apilarán las cartas necesarias para ganar.

Cómo jugar

Robe cartas del final de cada columna y muévalas de las formas siguientes:

  • De una columna a una carta blanca. En cada carta blanca se puede alojar una única carta.

  • De una columna a otra (o de una carta blanca a una columna). Las cartas de una columna se deben colocar de forma consecutiva y en orden descendente, alternando rojo y negro.

  • De una columna a una carta de inicio. Cada pila debe constar de un solo palo, empezando por el as.

Consejos y sugerencias

Solicite sugerencias. ¿Está bloqueado? Presione la tecla H para ver una sugerencia de movimiento.

Descubra cartas ocultas. Si no puede ver bien una carta, haga clic en ella con el botón secundario. La carta permanecerá visible mientras mantenga presionado el botón del mouse.

Juguemos la misma partida, Windows. Para volver a jugar la misma mano, anote el número de partida que aparece en la esquina inferior izquierda de la pantalla, haga clic en el menú Juego, después en Seleccionar juego y escriba ese número. Es una forma divertida de probar una estrategia diferente o ver si un amigo habría jugado mejor la misma mano.

Planee por adelantado. Mueva las cartas de forma deliberada para hacer escaleras largas, vaciar columnas y conseguir colocar ases.

Primero los ases. Cuando las cartas bajas están ocultas en una columna, es mejor desenterrarlas y moverlas pronto a una carta de inicio.

Libere cartas blancas. Cuantas más cartas blancas estén disponibles, más fácil será mover las cartas de sitio. Intente liberar una carta blanca al completar cada movimiento.

Vacíe columnas enteras. Siempre que sea posible, mueva todas las cartas de una columna y vuelva a llenarla empezando por la carta más alta posible, preferiblemente mayor que un diez. Lo mejor son los reyes.