Descripción de los archivos sin conexión


Si alguna vez necesitó tener acceso a archivos importantes almacenados en una carpeta compartida de la red, pero no pudo tener acceso a ellos porque su portátil estaba desconectado de la red, comprenderá entonces la necesidad de los archivos sin conexión. Con los archivos sin conexión, puede tener acceso a copias de los archivos de red incluso cuando el equipo no está conectado a la red.

Trabajar con archivos sin conexión es fácil. Solo tiene que elegir los archivos (o carpetas) de red que desee que estén disponibles sin conexión, y Windows creará automáticamente una copia de los archivos en el equipo. Estas copias se denominan archivos sin conexión. Es posible trabajar con estos archivos sin estar conectado a la red, y la próxima vez que se conecte, Windows los sincronizará automáticamente con los archivos originales de la carpeta de red.

Para obtener instrucciones detalladas acerca de cómo usar los archivos sin conexión, consulte Trabajar con archivos de red cuando está sin conexión.

Ilustración en la que se muestra un equipo portátil que está teniendo acceso a un archivo de red cuando está conectado a la red
Tendrá acceso a los archivos de red cuando esté conectado a la red en la que están almacenados los archivos.
Ilustración en la que se muestra un equipo portátil que está teniendo acceso a una copia local de un archivo de red cuando no está conectado a la red
Podrá tener acceso a copias locales de los archivos de red cuando no esté conectado a la red.

Motivos para usar archivos sin conexión

Los archivos sin conexión ofrecen diversas ventajas si trabaja con archivos almacenados en carpetas de red compartidas. Al trabajar con archivos sin conexión, podrá:

  • Seguir trabajando si se pierde la conexión de red. Cuando se usan archivos sin conexión, no importa si la red deja de funcionar o la carpeta de red a la que tiene acceso deja de estar disponible. Si se produce alguno de estos problemas, Windows abrirá automáticamente las copias sin conexión de los archivos almacenados en el equipo en lugar de los archivos de la carpeta de red y podrá seguir trabajando sin interrupción.

  • Trabajar con archivos cuando no está en la red. Cuando se desconecta de la red, normalmente no podrá abrir los archivos almacenados en la red. Con los archivos sin conexión, puede desconectarse de la red y seguir teniendo copias de todos los archivos de red que ha configurado como disponibles sin conexión. Esto es especialmente útil si viaja con un equipo portátil.

  • Sincronizar fácilmente con los archivos de red. Puede realizar una sincronización con la última versión de los archivos de una carpeta de red cuando lo desee con tan solo un clic de un botón.

  • Aumentar la eficacia al trabajar en una conexión lenta. Si está conectado a una red con una conexión lenta, trabajar con los archivos de una carpeta de red compartida puede ser ineficaz y lento. Para acelerar el proceso, puede cambiar fácilmente a las copias sin conexión de los archivos de red en cualquier momento.

Mantenimiento de los archivos sin conexión sincronizados

Cuando seleccione un archivo o una carpeta de red para hacer que estén disponibles sin conexión, Windows creará automáticamente una copia de dicho archivo o de dicha carpeta en el equipo. Siempre que vuelva a conectarse a la carpeta de red, Windows sincronizará los archivos del equipo con los de la carpeta de red. También puede sincronizarlos manualmente en cualquier momento.

Esto es todo lo que realmente necesita saber para mantener los archivos sin conexión sincronizados. No obstante, para los curiosos, a continuación se ofrecen algunos detalles más:

  • Si trabaja sin conexión y realiza cambios en los archivos sin conexión de una carpeta de red, Windows sincronizará automáticamente los cambios realizados en los archivos la próxima vez que se conecte a la carpeta de red en cuestión.

  • Si trabaja sin conexión mientras otro usuario cambia un archivo en una carpeta de red compartida, Windows sincronizará los cambios con el archivo sin conexión del equipo la próxima vez que se conecte a la carpeta de red. Si también ha modificado el archivo desde la última vez que se conectó a la carpeta de red, se producirá un conflicto de sincronización y Windows le preguntará qué versión desea mantener.

    En función de la capacidad del disco duro, es posible que tenga que administrar el espacio disponible para los archivos sin conexión. Para obtener más información, consulte Administrar espacio en disco para archivos sin conexión.