Descripción de hardware y software para Windows de 64 bits

Si intentas decidirte entre un equipo que ejecuta una versión de 32 bits de Windows 7 o una versión de 64 bits de Windows 7, tal vez te preocupe la diferencia entre los controladores y los programas de 32 bits y los controladores y los programas de 64 bits.

No hay necesidad de preocuparse. Simplemente, un equipo que ejecuta una versión de 64 bits de Windows 7 necesita controladores de 64 bits para todo el hardware y los dispositivos. Un controlador es software que permite que el equipo se comunique con dispositivos de hardware. Sin controladores, los dispositivos que conectes al equipo o instales dentro de él no funcionarán correctamente. En la mayoría de los casos, al buscar en una enorme base de datos de controladores incluidos en Windows y usar Windows Update, Windows puedes buscar e instalar automáticamente esos controladores de 64 bits.

A diferencia de los controladores, la mayoría de los programas diseñados para las versiones de 32 bits de Windows funcionan perfectamente en equipos que ejecutan la versión de 64 bits de Windows. (Algunas excepciones importantes son los programas antivirus y los denominados programas de utilidades, en los que tal vez necesites una versión de 64 bits).

Si tienes la opción de instalar la versión de 32 ó 64 bits de un programa, elige siempre la versión de 64 bits si estás ejecutando una versión de 64 bits de Windows. Aunque la versión de 32 bits debería funcionar con una versión de 64 bits de Windows, seguramente la versión de 64 bits funcionará mejor ya que fue diseñada para una versión de 64 bits de Windows.

El Asesor de actualizaciones de Windows 7
El Asesor de actualizaciones de Windows 7 puede analizar tu equipo y comunicarte si puede ejecutar una versión de 64 bits de Windows 7.

No es necesario que conozcas los detalles

La cantidad de equipos nuevos que se suministran con la versión de 64 bits de Windows aumentó drásticamente cuando se lanzó Windows Vista. Pero para Windows 7, se espera que la mayoría de los equipos se suministren con la versión de 64 bits del sistema operativo. Algunos fabricantes de equipos incluso están entregando todos sus nuevos equipos con la versión de 64 bits de Windows 7.

Por lo tanto, para cada vez más compradores de equipos la pregunta ya no será "¿Debo elegir una versión de 64 bits?" sino "¿Existe alguna razón para no adquirir una versión de 64 bits?".

En el pasado, el principal inconveniente a la hora de ejecutar una versión de 64 bits de Windows era la falta de controladores de 64 bits para que todo el hardware funcionara correctamente. Pero la creciente popularidad de las versiones de 64 bits de Windows explica por qué ahora existen controladores de 64 bits disponibles para miles de diferentes dispositivos.

Si no deseas conocer los detalles técnicos de la informática de 64 bits y solo deseas que Windows haga el trabajo por ti, puedes dejar de leer en este punto. Windows 7 está diseñado para que no necesites saber si ejecutas una versión de 32 ó 64 bits de sistema operativo.

Si deseas conocer los problemas de hardware y software que puedes encontrar con una versión de 64 bits de Windows, continúa leyendo. Para obtener más información, consulta Windows de 32 y 64 bits: preguntas más frecuentes.

Permite que Windows encuentre los controladores de 64 bits por ti

Un equipo de 64 bits se define como un equipo con un procesador de 64 bits (también denominado procesador x64 o CPU) que ejecuta una versión de 64 bits de Windows. La mayoría de los nuevos equipos se suministran actualmente con un procesador de 64 bits. Sin embargo, no todos esos equipos se suministran también con una versión de 64 bits de Windows. Eso se debe a que un equipo con un procesador de 64 bits puede ejecutar tanto una versión de 32 bits como una versión de 64 bits de Windows.

Entonces, si ves un equipo identificado como equipo de 64 bits, asegúrate de comprobar si también está ejecutando una versión de 64 bits de Windows.

Un equipo que ejecuta una versión de 64 bits de Windows precisa un controlador de 64 bits para cada parte de hardware que se instala en el equipo o se conecta a él. Por ejemplo, si intentas instalar una tarjeta de vídeo (tarjeta gráfica), una impresora u otro dispositivo que solo tiene un controlador de 32 bits, no se instalará en una versión de 64 bits de Windows.

Después de que Windows identifica todo el hardware, intenta buscar los mejores controladores. Si ejecutas una versión de 64 bits de Windows, buscará controladores de 64 bits.

Puedes configurar Windows Update para descargar automáticamente los controladores recomendados para el hardware y los dispositivos. Esta es una buena manera de asegurarse de que todo el hardware y los dispositivos funcionen correctamente. Pero incluso si tienes Windows Update configurado para descargar e instalar automáticamente todas las actualizaciones importantes y recomendadas, tal vez no estés obteniendo todos los controladores actualizados para tus dispositivos. Para obtener más información, consulta Obtener controladores y actualizaciones recomendados para el hardware automáticamente.

Comprueba tú mismo la compatibilidad

Para que los fabricantes de hardware obtengan un logotipo "Compatible con Windows 7", el hardware debe tener controladores para las versiones de 32 bits y de 64 bits de Windows. Si ves este logotipo, no es necesario que te preguntes si el hardware funcionará con la versión de 64 bits de Windows.

Puedes consultar la disponibilidad de programas y controladores de 64 bits en línea en el nuevo Centro de compatibilidad de Windows 7 en el sitio web de Microsoft. Esto puede resultar útil si piensas adquirir una impresora nueva, por ejemplo, y deseas asegurarte de que haya un controlador de 64 bits disponible antes de comprarla, o si deseas saber si existen versiones de 64 bits de tus programas favoritos.

En el Centro de compatibilidad de Windows Vista también se indica la disponibilidad de controladores de 64 bits para miles de productos de hardware y te informa de si existen versiones de 64 bits disponibles para miles de programas.

En general, cuanto más nuevo es el hardware, más posibilidades habrá de tener un controlador de 64 bits. Por otra parte, algunos dispositivos más antiguos, tal vez no tengan controladores de 64 bits disponibles.

Busca la compatibilidad con Windows Vista o Windows 7

Si existe un controlador de 64 bits disponible para la versión de 64 bits de Windows Vista, seguramente también funcionará bien con el mismo hardware instalado en el equipo que ejecuta una versión de 64 bits de Windows 7.

Lo mismo ocurre con los programas de 64 bits compatibles con Windows Vista. También deberían funcionar bien con la versión de 64 bits de Windows 7. El Centro de compatibilidad de Windows Vista te dirá qué programas están disponibles con la versión de 64 bits.

En la mayoría de los casos, no deberás buscar las versiones de 64 bits de sus programas ya que, como se explicó anteriormente, la mayoría de los programas diseñados para las versiones de 32 bits de Windows funcionan bien con equipos que ejecutan la versión de 64 bits de Windows.

¿Qué sucede si no estás buscando un nuevo equipo y solo deseas saber si tu equipo actual puede ejecutar una versión de 64 bits de Windows? Entonces deberás descargar e instalar el Asesor de actualizaciones de Windows 7 en la página web Asesor de actualizaciones de Windows 7. Este programa analizará tu equipo, creará un informe que te indicará si tu equipo puede ejecutar Windows 7 y enumerará los problemas de compatibilidad conocidos, incluso si puedes ejecutar la versión de 64 bits de Windows 7.

Más memoria disponible si la necesitas

La principal ventaja de los equipos que ejecutan una versión de 64 bits de Windows es la capacidad de usar más memoria que la versión de 32 bits de Windows, incluso si se instala más memoria en el equipo. Un equipo con una versión de 64 bits de Windows puede usar más memoria, 4 GB (gigabytes) o más que un equipo con una versión de 32 bits de Windows, que se limita a alrededor de 3,5 GB o menos.

Un equipo de 64 bits con 6 GB, 8 GB, o más de memoria puede superar a un equipo con menos memoria si mantienes varios programas y archivos abiertos al mismo tiempo y realizas una gran cantidad de tareas que consumen mucha memoria, como editar vídeos de alta definición o jugar a los juegos 3D más recientes.

Aun así, pocos programas en la actualidad han sido diseñados para aprovechar al máximo los 3,5 GB de memoria máxima que puedes usar con una versión de 32 bits de Windows. Por lo tanto, según lo que hagas y los programas que uses, tal vez no existan ventajas o solo ventajas pequeñas en comparación con la versión de 64 bits de Windows.

La principal ventaja es si ejecutas muchos programas al mismo tiempo. Para obtener más información, consulta Desvelamos el misterio de Windows de 64 bits.

Ejecutar programas de 32 bits en una versión de 64 bits de Windows

Cuando ejecutas un programa de 32 bits en una versión de 64 bits de Windows 7, el programa se ejecuta en el modo de emulación de 32 bits y utiliza el software para simular una versión de 32 bits de Windows 7. Esto permite que los programas de 32 bits se ejecuten sin problemas en los sistemas operativos de 64 bits. Pero, ten en cuenta que los programas diseñados para la informática de 64 bits pueden ejecutarse con más velocidad en la versión de 64 bits de Windows 7.

Algunos programas más antiguos que no funcionarán con la versión de 64 bits de Windows 7 pueden funcionar bien en Windows XP Mode, en Windows 7. Como el nombre sugiere, esta característica permite a los programas diseñados para Windows XP funcionar sin problemas en Windows 7. (Algunos tipos de programas tal vez no funcionen en Windows XP Mode, por ejemplo, el software de seguridad y los programas con muchos gráficos). Para obtener más información, consulta Instalar y usar Windows XP Mode en Windows 7.

También puedes intentar cambiar las configuraciones de compatibilidad para el programa, de manera manual o mediante el Solucionador de problemas de compatibilidad de programas. Para obtener más información, consulta Hacer que programas anteriores se ejecuten en esta versión de Windows.

En pocas palabras: A diferencia de los controladores de hardware, incluso los programas más antiguos diseñados para las versiones de 32 bits de Windows deberían funcionan bien en equipos con la versión de 64 bits de Windows 7.

No te reprimas

No permitas que las preocupaciones sobre los programas y controladores de 64 bits te impidan pasar a una versión de 64 bits de Windows. Windows 7 está repleto de características de compatibilidad integradas y capacidades de actualización automáticas para ayudarte a pasar a la informática de 64 bits. Y los equipos con procesadores de 64 bits ya se están vendiendo más que los equipos con procesadores de 32 bits. Esto está provocando una explosión en el número de controladores de 64 bits.

Si tienes algunos conocimientos sobre estos problemas de hardware y software, no sufrirás el paso a la informática de 64 bits.