Un firewall puede ayudar a impedir que hackers o software malintencionado (como gusanos) obtengan acceso al equipo a través de una red o de Internet. Un firewall también puede ayudar a impedir que el equipo envíe software malintencionado a otros equipos.

Si tiene problemas para permitir que otros equipos se comuniquen con el suyo a través del Firewall de Windows, puede intentar usar el solucionador de problemas de conexiones entrantes para encontrar y solucionar problemas comunes de manera automática.

Abra el solucionador de problemas de conexión entrante; para ello, haga clic en el botón InicioImagen del botón Inicio y, a continuación, en Panel de control. En el cuadro de búsqueda, escriba solucionador de problemas y, a continuación, haga clic en Solución de problemas. Haga clic en Ver todo y, a continuación, en Conexiones entrantes.

Para obtener más información acerca de la solución avanzada de problemas del firewall, consulte la Guía de solución de problemas del Firewall de Windows: Diagnósticos y herramientas y Solución de problemas de la configuración del Firewall de Windows en Windows XP Service Pack 2 para usuarios avanzados.