Cómo cerrar tu cuenta Microsoft

Cerrar tu cuenta significa que no podrás volver a usarla para iniciar sesión en los productos y servicios de Microsoft que has estado usando. Por lo que antes de cerrar tu cuenta, tómate el tiempo de atar cabos sueltos, cancelar suscripciones y asegúrate de no olvidar nada importante: ya sean los archivos en tu OneDrive, el contenido en Xbox, los correos electrónicos en Outlook.com o más. Para obtener más información sobre lo que debes comprobar, consulta Cerrar una cuenta Microsoft.

Recibirás un período de espera de 60 días después de cerrar tu cuenta. Esto significa que si cambias de opinión, puedes iniciar sesión para mantener tu cuenta abierta. Si no inicias sesión durante ese período de 60 días, no podrás recuperar tu cuenta.

Cuando estés seguro de que estás listo, sigue estos pasos para cerrar tu cuenta:

  1. Ve a Cerrar tu cuenta.

  2. Si te solicitan iniciar sesión o comprobar tu cuenta, sigue las instrucciones.

  3. Comprueba que la página muestra la cuenta Microsoft correcta y, a continuación, haz clic en Siguiente.

  4. Leer la lista y haz clic en las casillas de verificación para confirmar que has leído cada elemento.

  5. En la lista desplegable Seleccionar un motivo, elige el motivo por el que cierras la cuenta.

  6. Haz clic en Marcar la cuenta para que sea cerrada.