Los iconos del escritorio proporcionan una vía rápida a los accesos directos. Puede mostrarlos o bien ocultarlos si prefiere disponer de un escritorio limpio. También puede cambiar su tamaño.

Mostrar todo

Para mostrar los iconos del escritorio

  • Haga clic con el botón secundario en el escritorio, elija Ver y, a continuación, haga clic en Mostrar iconos del escritorio.

    Aparecerá una marca de verificación para indicar que los iconos se muestran en el escritorio.

Para ocultar los iconos del escritorio

  • Haga clic con el botón secundario en el escritorio, elija Ver y, a continuación, haga clic en Mostrar iconos del escritorio para borrar la marca de verificación.

Nota

  • Si oculta todos los iconos del escritorio no los elimina, sólo los oculta hasta que decida mostrarlos de nuevo.

Para cambiar el tamaño de los iconos del escritorio

  • Haga clic con el botón secundario en el escritorio, elija Ver y, a continuación, haga clic en Iconos grandes, Iconos medianos o Iconos en vista clásica. (Los iconos en vista clásica son los de menor tamaño.)

    Sugerencia

    • También puede usar la rueda de desplazamiento del mouse para cambiar el tamaño de los iconos del escritorio. En el escritorio, mantenga presionada la tecla CTRL mientras gira la rueda para aumentar o reducir el tamaño de los iconos.