Windows Touch e Internet Explorer: mejor juntos

Cuando utilices un equipo con funciones multitoque y Windows 7, descubrirás que hay muchas maneras de usar Windows Touch con los dedos. Internet Explorer 8 tiene funciones táctiles únicas que tal vez no conozcas, incluso aunque hayas usado un Tablet PC o una pantalla táctil con Windows 7.

Las mejoras efectuadas en relación con la entrada táctil de Internet Explorer pueden dividirse en dos categorías: las que permiten seleccionar lo que deseas con los dedos de forma más fácil y las que hacen que la entrada táctil resulte más natural.

Por ejemplo, hay mecanismos que permiten acercar y alejar rápidamente el zoom en una página web con los dedos para poder puntear con mayor facilidad un vínculo, mirar algo más de cerca o, sencillamente, usar mejor el espacio de la pantalla.

Puntear para ampliar

Como un dedo es menos preciso que un mouse o un panel táctil, Internet Explorer te ayuda a apuntar con más precisión. Una de las tareas más complicadas con los dedos es puntear en un vínculo de una página web llena de vínculos, sobre todo si el dispositivo portátil tiene una pantalla pequeña. Es fácil desviarse un poco y seleccionar el vínculo equivocado.

Para acertar siempre con el vínculo que quieres, empieza punteando con dos dedos en cualquier parte de la página para acercar el zoom en ese lugar. Luego, puntea el vínculo que desees con un dedo (resulta más fácil cuando el vínculo está más cerca). Cuando se abra la nueva página web, recobrará automáticamente el tamaño normal.

Resulta sencillo puntear con dos dedos para acercar y puntear después con un solo dedo para abrir el vínculo, y solo se tarda uno o dos segundos.

Para devolver una página web a su tamaño normal después de puntear con dos dedos, solo tienes puntear con los dedos otra vez.

Imagen de una página web de tamaño normal
Si punteas con dos dedos en la pantalla donde se encuentran estos círculos, Internet Explorer ampliará el espacio comprendido entre los dedos.
Imagen de un espacio de la página web ampliado mediante un punteo con dos dedos
Cuando punteas con dos dedos, se amplía la zona del punteo, lo que hace más fácil seleccionar vínculos que, de otro modo, podrían resultar demasiado pequeños como para acertar a darles con el dedo.

Seleccionar el nivel de zoom

Seguramente Windows Touch llegará a ser muy popular en los portátiles con funciones multitoque que tienen pantallas pequeñas. Siempre que uses una pantalla pequeña, te ayudará ampliar el zoom en las secciones de una página web para poder verlas más de cerca, sobre todo si se trata de una foto. Puedes puntear con dos dedos para ampliar rápidamente cualquier parte de una página web, pero habrá momentos en que querrás controlar el nivel de zoom que quieres aplicar.

Para hacerlo, sitúa dos dedos en la pantalla y muévelos separando el uno del otro. La página se hará más y más grande cuanto más alejes los dedos. Acércalos para realizar la operación contraria; si juntas los dedos, contraerás la página.

Cerrar pestañas

También resulta difícil atinar en el diminuto botón para cerrar pestañas Imagen del botón Cerrar pestaña para cerrar una pestaña de Internet Explorer con los dedos. Para hacerlo más fácil, el tamaño del área de destino se ha incrementado en las pantallas táctiles.

El usuario no percibe este cambio, porque el botón aparece con el mismo que tamaño cuando se usa Internet Explorer en un PC con o sin pantalla táctil. Sin embargo, en una pantalla táctil, el área activa en torno al botón es mayor. Con esta ampliación del área de destino, puedes cerrar la pestaña aunque el dedo no señale exactamente el botón.

Imagen de una pestaña de Internet Explorer
Internet Explorer aumenta el tamaño del área de destino en torno al botón Cerrar pestaña que debes seleccionar con el dedo para cerrar una pestaña del navegador.

Desplazarse hacia delante o atrás

Con la entrada táctil, es fácil navegar hacia delante o hacia atrás en las páginas visitadas. Para volver a la última página web visitada, solo tienes que situar el dedo en la página y desplazarlo a la derecha, como si intentaras hojear hacia atrás las páginas de un libro. Para evitar hacer clic accidentalmente en un vínculo en lugar de pasar de página, intenta hacerlo en un área de la página web que no tenga vínculos.

Cuando te desplazas hacia delante o hacia atrás, Internet Explorer muestra temporalmente una pequeña vista previa de la página que se va a abrir antes de que la página se abra a tamaño completo.

Para avanzar hacia una página web, desplaza la página hacia la izquierda, como si estuvieras cepillando la parte izquierda de la pantalla. (Ten en cuanta que solo puedes desplazarte hacia atrás o hacia delante en una página si has visitado la página siguiente o la anterior).

Espaciar los vínculos

Internet Explorer detecta cuándo usas los dedos y no un panel táctil o un mouse. Si punteas para abrir la lista Favoritos con el dedo, Internet Explorer amplía el espacio entre los vínculos para que te resulte más fácil seleccionar el que quieres. Tal vez no parezca un gran cambio, pero resulta sumamente útil si usas mucho la entrada táctil, especialmente en una pantalla pequeña.

Imagen de la listo Favoritas con espaciado ampliado
Imagen de la lista Favoritos con espaciado estrecho
Cuando usas tus dedos para abrir la lista Favoritos, Internet Explorer amplía más el espacio entre los vínculos (arriba) que cuando usas un mouse o un panel táctil (abajo).

Es posible que la primera vez que uses una pantalla táctil te pase desapercibido que el espaciado es más amplio, pero si sabes lo que buscas, te darás cuenta de que se han introducido multitud de pequeños cambios como este de Internet Explorer.

Verás la misma ampliación cuando arrastres hacia abajo la barra de direcciones con el dedo para ver una lista de las páginas web que has visitado recientemente. De nuevo, Internet Explorer sabe cuándo usas entrada táctil para abrir la lista y amplía el espaciado entre los vínculos, lo que hace más fácil que puedas puntear el que deseas.

Imagen de la barra de direcciones con espaciado ampliado
Imagen de la barra de direcciones con espaciado estrecho
Cuando usas tus dedos para abrir la barra de direcciones, Internet Explorer amplía más el espacio entre los vínculos (arriba) que cuando usas un mouse o un panel táctil (abajo).

Naturalidad en los gestos comunes

También puedes usar los gestos estándar de Windows para controlar Internet Explorer (los mismos gestos que puedes usar en todo Windows). Por ejemplo, puedes situar un dedo en una página web larga y desplazar la página hacia arriba o abajo para subir o bajar. O bien, puedes mantener el dedo en la pestaña y presionar despacio la página hacia arriba o abajo si deseas que la página se mueva suavemente.

También puedes situar dos dedos en una página web, mantenerlos ahí y arrastrar después la página hacia la derecha o izquierda si es demasiado ancha y no se ajusta a la ventana del navegador.

Estos gestos se han diseñado para que se realicen con naturalidad, como si realmente estuvieras tirando, presionando o arrastrando una página y no simplemente moviendo una imagen digital. Cuando desplaces una página larga y se mueva hasta la parte inferior, por ejemplo, notarás un ligero rebote cuando llegue al final, lo que indicará que no puedes desplazarte más abajo.

Pruébalo con tus propios dedos

Algunos de estos gestos no resultan obvios a menos que los pruebes tú mismo en Internet Explorer. Ponlos a trabajar y descubre lo natural que resulta usar tus dedos para navegar por la Web más fácilmente.

Para obtener más información, consulta Tecnología táctil de Windows.